9 de mayo de 2017

#DailyLine (ADELANTO) Libro 9: Trementina. [SPOILERS]

Fuente/Source: Diana Gabaldon

#DailyLines #VeADileALasAbejasQueHePartido #NiCercaDeTerminarlo #ConcentrenseEnLaTemporada3


El vaho penetrante de olores que William catalogaba como "pinturas" lo alcanzó en la puerta principal.

"¡Lo siento tanto!" dijo la señora Brumby, al ver cómo William arrugaba la nariz. "Nos hemos acostumbrado bastante al olor, debo admitir, aunque de verdad apesta, ¿no es así? ¡Estoy segura que nunca seré capaz de quitar el hedor a trementina de las cortinas!"

"¡Oh, no, señora!" le aseguró William. "Encuentro el aroma sumamente placentero. Es...excitante." Le sonrió, y lo que decía era cierto. Tenía recuerdos de su temprana infancia, de un pintor de retratos que había venido a Helwater a retratar a sus abuelos y a mamá Isobel, recordaba el embrollo de lienzo, madera, telas y los vahos misteriosos que flotaban fuera de la sala. Toda la cuestión le había dado una placentera sensación de magia, cosas extrañas que ocurrían en las cercanías.

La señora Brumby le devolvió la sonrisa. Era joven, tal vez casi la misma edad que William, y orgullosa, pensó él, de tener un retratista para ella. 

"Bien. Por favor, pase, señor," le dijo, dando un paso hacia atrás y haciendo un gesto hacia un pasillo ancho con pisos de madera desnuda, aunque lustrada.

"¡La señora MacKenzie está pintando una maravillosa alfombra para nosotros!" se apuró a decir la señora Brumby, al ver su mirada. "Ella tomó la que estaba sobre el piso para...eh...tomar las medidas, creo que dijo."

"Muy bien," dijo William, sin prestar atención realmente. "¿Usted ha dicho MacKenzie?" El nombre le era incómodamente familiar, pero de momento, no podía pensar por qué debería serlo.

"Sí. Su esposo es un ministro presbiteriano, ¿no le resulta extraño? Uno pensaría que a un ministro no le gustaría que su esposa...bien...de todas maneras, el señor MacKenzie es un hombre encantador."

Los ministros presbiterianos no le traían ningún recuerdo a William, así que sonrió y siguió a la señora Brumby hasta una puerta cerrada en mitad del pasillo, desde el cuál alcanzó a oir silbidos. 

La señora Brumby pestañeó, desconcertada por un momento, y finalmente acomodó los hombros y abrió la puerta, mandando a Willian dentro. 

Una mujer sorprendentemente alta y de cabello rojo giró desde la ventana, sonriendo. La sonrisa se congeló en su rostro, a modo de reflejo de la de William, que le paralizaba el suyo.

"Señora MacKenzie, espero no interrumpirla," dijo la señora Brumby, estirando el cuello para cazar algún vistazo del lienzo en el atril. "El señor es William Ransom. Lord John Grey sugirió que él viniera y..."

Todo lo que la señora Brumby haya podido decir después, se perdió en el clamoroso rugido de sus oídos. Entonces la mujer -señora MacKenzie, la de los profundos ojos azules, señora MacKenzie, la hija del maldito Jamie Fraser, señora MacKenzie, su...hermana- estaba frente a él, extendiendo la mano como si tuviera la intención de tomar la suya para saludarlo.

Y ella le tomó la mano, maldita sea, con la misma energía que cualquier hombre. Recuperó suficiente compostura como para sostener la mano de la muchacha, girarla, y hacer una profunda reverencia. Su mano era áspera, los dedos manchados con azul, verde y blanco. Empecinado en mostrarse seguro, William le besó la mano, recibiendo a cambio una vaharada de trementina que penetró en su cabeza como una brisa de frío viento de invierno.

"Su servidor, señora," dijo, enderezándose y dejando ir la mano que sostenía.

"Lo mismo digo. Señor," añadió, sin reverencia. Tenía aspecto de estar disfrutanto esto, maldita sea.

13 comentarios:

  1. 😍😍 NECESITO LEERLO YA 😭

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la traducción!!! En serio que son agiles, de verdad gracias por tomarse el tiempo de hacerlo :)

    ResponderEliminar
  3. Dios mio!! Casi puedo sentir la energia que fluye entre estos dos!!

    ResponderEliminar
  4. Qué bueno!!!! Por fin se reencuentran. Caray con Lord John. Muchísimas gracias por la traducción. Y muchas gracias a Diana.

    ResponderEliminar
  5. Me encanta!... William y Brianna juntos, uff, lo que se nos viene!!... Gracias Gise, como siempre, genias tu y ti equipo! 👌

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias. El encuentro tan esperado de los hermanos.

    ResponderEliminar
  7. Estupendo, lastima que haya sido tan corto, estaba ansiosa de leer un o el encuentro de Brianna y William!!

    ResponderEliminar
  8. Gracias por este adelanto de "Trementina".

    ResponderEliminar
  9. Gracias Gise, por fin el encuentro.

    ResponderEliminar
  10. Los hermanos sean unidos!! Gracias Gisela!!

    ResponderEliminar
  11. Acabo de terminar de leer MOBY esta mañana.... Qué ansia de leer más.... Uf, Uf!!!
    Gracias Gise, por el adelanto...

    ResponderEliminar
  12. Guauuu!!! esto es lo que hace que se me pongan los dientes largos!!. Los hermanos se encuentran!! ahh Dhia! gracias Gisela!!, Diana Te quierooo!!. Este libro va a ser oro puro, ya pienso que del uno al ocho lo son! este no va a ser menos.El día que lo tenga en mis manos, no voy a parar de leerlo. Slàinte!!

    ResponderEliminar