9 de mayo de 2017

#DailyLine (ADELANTO) Libro 9: Trementina. [SPOILERS]

Fuente/Source: Diana Gabaldon

#DailyLines #VeADileALasAbejasQueHePartido #NiCercaDeTerminarlo #ConcentrenseEnLaTemporada3


El vaho penetrante de olores que William catalogaba como "pinturas" lo alcanzó en la puerta principal.

"¡Lo siento tanto!" dijo la señora Brumby, al ver cómo William arrugaba la nariz. "Nos hemos acostumbrado bastante al olor, debo admitir, aunque de verdad apesta, ¿no es así? ¡Estoy segura que nunca seré capaz de quitar el hedor a trementina de las cortinas!"

"¡Oh, no, señora!" le aseguró William. "Encuentro el aroma sumamente placentero. Es...excitante." Le sonrió, y lo que decía era cierto. Tenía recuerdos de su temprana infancia, de un pintor de retratos que había venido a Helwater a retratar a sus abuelos y a mamá Isobel, recordaba el embrollo de lienzo, madera, telas y los vahos misteriosos que flotaban fuera de la sala. Toda la cuestión le había dado una placentera sensación de magia, cosas extrañas que ocurrían en las cercanías.

La señora Brumby le devolvió la sonrisa. Era joven, tal vez casi la misma edad que William, y orgullosa, pensó él, de tener un retratista para ella. 

"Bien. Por favor, pase, señor," le dijo, dando un paso hacia atrás y haciendo un gesto hacia un pasillo ancho con pisos de madera desnuda, aunque lustrada.

"¡La señora MacKenzie está pintando una maravillosa alfombra para nosotros!" se apuró a decir la señora Brumby, al ver su mirada. "Ella tomó la que estaba sobre el piso para...eh...tomar las medidas, creo que dijo."

"Muy bien," dijo William, sin prestar atención realmente. "¿Usted ha dicho MacKenzie?" El nombre le era incómodamente familiar, pero de momento, no podía pensar por qué debería serlo.

"Sí. Su esposo es un ministro presbiteriano, ¿no le resulta extraño? Uno pensaría que a un ministro no le gustaría que su esposa...bien...de todas maneras, el señor MacKenzie es un hombre encantador."

Los ministros presbiterianos no le traían ningún recuerdo a William, así que sonrió y siguió a la señora Brumby hasta una puerta cerrada en mitad del pasillo, desde el cuál alcanzó a oir silbidos. 

La señora Brumby pestañeó, desconcertada por un momento, y finalmente acomodó los hombros y abrió la puerta, mandando a Willian dentro. 

Una mujer sorprendentemente alta y de cabello rojo giró desde la ventana, sonriendo. La sonrisa se congeló en su rostro, a modo de reflejo de la de William, que le paralizaba el suyo.

"Señora MacKenzie, espero no interrumpirla," dijo la señora Brumby, estirando el cuello para cazar algún vistazo del lienzo en el atril. "El señor es William Ransom. Lord John Grey sugirió que él viniera y..."

Todo lo que la señora Brumby haya podido decir después, se perdió en el clamoroso rugido de sus oídos. Entonces la mujer -señora MacKenzie, la de los profundos ojos azules, señora MacKenzie, la hija del maldito Jamie Fraser, señora MacKenzie, su...hermana- estaba frente a él, extendiendo la mano como si tuviera la intención de tomar la suya para saludarlo.

Y ella le tomó la mano, maldita sea, con la misma energía que cualquier hombre. Recuperó suficiente compostura como para sostener la mano de la muchacha, girarla, y hacer una profunda reverencia. Su mano era áspera, los dedos manchados con azul, verde y blanco. Empecinado en mostrarse seguro, William le besó la mano, recibiendo a cambio una vaharada de trementina que penetró en su cabeza como una brisa de frío viento de invierno.

"Su servidor, señora," dijo, enderezándose y dejando ir la mano que sostenía.

"Lo mismo digo. Señor," añadió, sin reverencia. Tenía aspecto de estar disfrutanto esto, maldita sea.

8 de mayo de 2017

8 de Mayo de 1945: ¿Qué relación tiene con Outlander? ¿Por qué la versión del Reino Unido del libro comienza en 1946?

8 de Mayo de 1945: Las Fuerzas Aliadas aceptan la rendición incondicional de la Alemania nazi. La rendición llegó 8 días después del suicidio de Hitler, y este día marca el fin de las hostilidades en Europa. Pasarían otros 3 meses antes del fin de la Segunda Guerra Mundial.


 
Luego de la Declaración de Potsdam (declaración publicada el 26 de julio de 1945 por el Presidente de los Estados Unidos Harry S. Truman, el Primer Ministro del Reino Unido Winston Churchill y el Presidente de la República de China Chiang Kai-shek, que trataba los términos de la rendición del Imperio del Japón en la Segunda Guerra Mundial, conforme a lo acordado en la Conferencia de Potsdam. La declaración estipulaba que si Japón no se rendía, enfrentaría la "pronta y total destrucción"). El Imperio Japonés declina la rendición bajo esos términos, y Estados Unidos lanza bombas atómicas en las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki, el 6 y 9 de Agosto de 1945 respectivamente. Una inminente invasión al archipiélago japonés, la posibilidad de más bombardeos atómicos y la declaración de guerra de la Unión Soviética a Japón, hacen que el imperio Japonés se rinda, el 15 de Agosto de 1945, dando por terminada la guerra en Asia y cementando así el triunfo de los Aliados.
 
La fecha oficial del final de la Segunda Guerra Mundial es el 1 de Septiembre de 1945.
La Segunda Guerra Mundial fue el conflicto bélico más destructivo de la historia de la humanidad: entre 50 y 85 millones de personas (incluídas las 11 millones de víctimas del Holocausto) perdieron la vida.

Esta reseña histórica viene a colación de la discrepancia en la fecha en la que comienza Outlander en USA (1945) y en el Reino Unido (1946). Luego de leer la breve reseña citada arriba, caerán en la cuenta de que después de semejante destrucción y el anuncio del fin del conflicto bélico en Europa, es imposible que Claire haya estado vacacionando en segunda luna de miel en Escocia en mayo de 1945. La fecha estimada en la que Claire cruza las piedras en Craigh na Dun es el 2 de mayo de 1945, antes del anuncio del fin de la Segunda Guerra Mundial.

Diana Gabaldon explica en su página web el por qué de la discrepancia: 

¿Por qué hay una discrepancia entre OUTLANDER y CROSS STITCH (título del primer libro en el Reino Unido) con respecto a la fecha de nacimiento de Geillis Duncan?

La discrepancia en las fechas es un error -un error de copiado y edición causado por las
 diferencias entre la edición británica de los libros (que comienzan en 1946) y los americanos (que comienzan en 1945). La razón es que el libro americano ya estaba impreso cuando vendimos Outlander en el Reino Unido.

La diferencia se produjo después de que Reay Tannahill, una autora escocesa de novela histórica, revisara amablemente CROSS STITCH antes de ser publicado en el Reino Unido, dijo que 1946 habría sido una representación más exacta de las condiciones tal como las describí en Escocia. Así que cambié la fecha, pero la editorial estadounidense no me permitió cambiarlas en OUTLANDER, argumentando que esto implicaría volver a calcular todas las fechas, lo que significaría volver a copiar y editar todo el asunto, y no querían hacer eso.
 

Esta es una fotografía de mis copias de Cross Stitch (izquierda) y Outlander (derecha)

¿Qué significa Cross Stitch?

Diana Gabaldon:  Cross Stitch (NdT, significa también punto cruz) era mi título original (era un juego de palabras con la frase 'un punto en el momento correcto te ahorrará 9 más adelante'), y a los británicos les había gustado. Los americanos me dijeron 'suena demasiado a bordado, no puedes buscar algo con más...aventura?' Y lo hice, Outlander, pensé en llamarlo 'Sassenach' y me dijeron 'Nooo, nadie puede pronunciarlo, y ya que tampoco pueden pronunciar tu apellido...' Y además, cuando lo escribí, tenía en mente que sería un solo libro, y lo poco que sabía era que Claire cruzaría (NdT: cross, en inglés) no una vez, sino dos; del futuro al pasado y del pasado al futuro, lo que formaría una x, que es el punto básico del punto cruz. También tenía que ver con la ocupación de Claire, el ser curandera. Muchos significados, pero como un todo, no creo que haya sido realmente un buen título."

6 de mayo de 2017

Viajera (Libro 3, Voyager): Huesos [SPOILERS]


En «Viajera» capítulo 20: Diagnóstico, Claire conversa con su amigo, el Dr. Joe Abernathy, en la oficina de este. Son interrumpidos por la llegada de Horace Thompson del Departamento de Antropología de Harvard, que trae consigo una caja de restos óseos humanos y ha pedido asistencia a Joe para tratar de determinar el causal de la muerte. Horace comenta que los huesos fueron encontrados en una cueva en el Caribe, y tal vez tengan entre 150-200 años.

—A ver, doctora Randall. —Joe se inclinó y me puso el cráneo en las manos con mucho cuidado—. Dime si esta dama gozaba de buena salud, mientras yo reviso las piernas.
—¿Yo? No soy especialista forense.
Pero bajé automáticamente la vista.
O bien era una muestra antigua o se hallaba muy erosionada. Los huesos estaban muy suaves y tenían un brillo que las muestras frescas no presentaban nunca. Y estaba manchado y descolorido a causa de los pigmentos de la tierra.
—Está bien.
Hice girar muy despacio el cráneo en las manos, observando los huesos, y fui nombrándolos en mi mente según los iba reconociendo. El suave arco del parietal fusionándose con el declive del hueso temporal hasta el pequeño caballete que anunciaba el inicio de la mandíbula. La sobresaliente protuberancia que se fusionaba con el maxilar hasta la elegante curva del hueso cigomático. Aquella mujer había tenido unos bonitos pómulos, altos y pronunciados. La mandíbula superior conservaba la mayor parte de los dientes, derechos y blancos. Unos ojos profundos. El hueso del fondo de las órbitas estaba ennegrecido por las sombras, ni siquiera ladeando el cráneo hacia un lado conseguía que entrara la luz suficiente para iluminar toda la cavidad. No pesaba mucho y los huesos eran frágiles. Acaricié la frente y deslicé la mano por el occipital buscando con los dedos el oscuro agujero de la base, el agujero magno, por donde pasaban todos los mensajes del sistema nervioso que enviaba el atareado cerebro.
Luego me lo apoyé en el vientre, cerré los ojos y experimenté una tristeza fugaz, que se adueñó de la cavidad del cráneo como si fuera agua. Y una vaga sensación de... ¿sorpresa?
—La mataron —dije—. No quería morir.
Al abrir los ojos vi que Horace Thompson me miraba con los suyos muy abiertos en la cara pálida. Le devolví el cráneo con mucha timidez, al tiempo que preguntaba:
—¿Dónde la encontraron?
El señor Thompson intercambió una mirada con Joe; luego se volvió hacia mí con las cejas todavía enarcadas.
—En una cueva del Caribe —dijo—. Estaba rodeada de artefactos. Creemos que puede tener entre ciento cincuenta y doscientos años.


La duda de muchos seguidores es si los huesos pertenecen a Geillis Duncan, y si Claire cae en la cuenta de que son de ella. Hemos encontrado la respuesta en Compuserve, el foro literario que frecuenta Diana Gabaldon hace muchísimos años.

Pregunta1: En Viajera, cuando Claire conversa con Joe y el otro muchacho pregunta a Joe si puede echar un vistazo a los huesos de una persona encontrada en una cueva, ¿estoy en lo correcto en asumir que esa persona es Geillis? Me suena familiar porque el cráneo ha sido casi cortado del resto del cuerpo...¿O estoy leyendo demasiado entre líneas?

Pregunta2: Yo asumí exactamente lo mismo. Aunque la única que lo sabe con exactitud es Diana.

Diana Gabaldon: Sí, por supuesto. Claire se da cuenta de eso de manera explícita, durante el huracán, cuando un rayo deja ver por un micro instante el esqueleto de alguien, creo que el de Duncan.  

Diana Gabaldon (respondiendo la pregunta2): No, tú también lo sabes, si has leído con atención.

Karen Henry (moderadora de la carpeta de Diana Gabaldon en el foro de Compuserve): Guau, juro que jamás me di cuenta. Acabo de revisar Viajera, y allí está, en el capítulo 63: De las profundidades.

De pronto, un rayo cayó junto al barco, relámpago y trueno de la mano, tan cerca que vimos cómo el agua empezaba a hervir tras el vibrante zumbido del trueno. El punzante hedor del ozono impregnó el aire. Innes le dio la espalda a la luz y su alta y delgada figura quedó recortada sobre el resplandor. Por un momento pareció un esqueleto con los huesos negros contra el cielo.
El momentáneo deslumbramiento y el bamboleo dio la impresión de que volvía a estar entero, y sus dos brazos estaban allí, como si su extremidad desaparecida hubiera emergido de un mundo fantasma para unirse de nuevo a su cuerpo a las puertas de la eternidad.
«El cráneo conectado al cuello.» La voz de Joe Abernathy entonó la canción en mi memoria. «Y el cuello conectado a la columna.» De repente me vino la espantosa imagen de las extremidades que había visto esparcidas por la playa junto a los restos del Bruja. Animados por el resplandor en mi cabeza se retorcían para reunificarse.
Esos huesos, esos huesos, van a deambular
Y ahora, ¡escuchad la palabra del Señor!
Se oyó el estallido de otro trueno y grité, pero no fue por el sonido sino por el recuerdo. Me veía con un cráneo entre las manos con los ojos vacíos, ojos que alguna vez habían tenido el verde del cielo huracanado.


NdT: El último trozo de la oración, que está resaltado en negrita, lamentablemente no aparece en la nueva edición de Viajera. Una pena, porque es lo que permite dar cuenta que Claire está hablando de Geillis.

Diana Gabaldon (a Karen Henry): Bueno, así es como "escondes cosas" (asumiendo que uno quiera hacerlo), las pones en una escena donde algo más importante está ocurriendo, para alejar la atención del lector de la cosa que quieres esconder. Y no es que haya querido esconder ese trozo sobre los huesos de Geillis, pero tampoco quería darle con ello en la cabeza al lector.   

 

26 de abril de 2017

Outlander S3: Preguntas y Respuestas a Maril Davis, productora ejecutiva de la serie de TV

Fuente/Source: Outlander TV News


El domingo 23 de abril por la mañana, la productora ejecutiva de Outlander respondió varias preguntas desde la red social Twitter. Parece que todos están disfrutando el clima de Sudáfrica, aunque no tanto las condiciones, un tanto apretadas, que se generan durante el rodaje en los barcos, además del viento.

P: ¿Cuál es el desafío más grande en el rodaje de esta temporada?
R: El viento y el clima han sido un gran desafío. Especialmente cuando hay que rodar en los barcos.

P: Puede que tenga un nuevo amor, David Berry. ¿Hay alguna cláusula que especifique contratar sólo gente bonita?
R: Ciertamente apuntamos a contratar gente linda. David (Lord John Grey) es una persona amorosa. 

P: Respecto a la T4, ¿qué es lo que hacen a nivel de producción? Por ejemplo, discutir la historia, etc...
R: No estoy segura de lo que preguntas. ¿Durante el primer día de preparación? Nos sentamos con todos los jefes de las distintas areas, y el director, y leemos todo el libreto.

P:  ¿Te entusiasma el casting de la cerda blanca? ¿Aparecerá cuando lleguemos al Cerro Fraser?
R: ¡Jaja! ¿Quién no ama a un pequeño cerdito? Creo que el desafío vendrá cuando ella crezca...

P: ¿Asistirás este año a ComicCon? ¿Quién vendrá contigo?
R: Espero poder asistir. No sé quienes me acompañarán...

P: ¿Cuánto más debemos esperar para un nuevo trailer?
R: Esa pregunta es para Outlander STARZ...

P: He leído que el rodaje a bordo de los barcos se ha tornado un desafío. ¿Por qué? ¿Se marean y descomponen?
R: Cape Town es muy ventoso y los barcos son pequeños, por lo que no hay demasiado espacio para los actores y el equipo que debe filmar

P: ¿La tercera temporada abarcará "Viajera" (libro 3) por completo?
R: Sí.

P: Lo mejor de rodar en Sudáfrica...en 140 caracteres...
R: El set de los barcos es maravilloso. El equipo es amoroso y ha sido una experiencia divertida para nuestro equipo escocés salir de Escocia.

P: ¿Cuándo veremos nuevas fotografías "detrás de escena" de los nuevos actores?
R: Han visto algunas durante la "toma" de Instagram por parte de los actores. Vimos a Lauren Lyle (Marsali) y César Domboy (Fergus)...

P: ¿Habrá una premiere para el estreno de la T3? ¿Dónde?
R: Asumo que sí, pero aún no sabemos cuándo ni dónde.

P: ¿Has leído todos los libros de la saga Outlander? Si es así, ¿cuál es tu favorito?
R: Sí, los he leídos todos. "Viento y Ceniza" es mi favorito.

P: Si llegáramos a perder a Murtagh en Culloden, ¿lo podríamos volver a elegir para otro personaje?
R: Además de Tobías interpretando a dos personajes, no se me ocurre a nadie más que sea capaz de hacer esto...Y no quiero decir que Duncan Lacroix no sea capaz de hacerlo, sino que pienso que no exploraremos ese camino.

P:  ¿Cuántos episodios de la T3 han sido rodados en su totalidad?
R: Hasta el episodio 310.

P: ¿Están todos los actores elegidos para la T4?
R: Casi...
NdT: Maril ha cometido un error, se refiere a la T3.

P: ¿Usarán tomas exteriores de la verdadera plantación de Rose Hall en Jamaica?
R: No.

P: ¿Comenzarán a rodar inmediatamente la T4 luego de finalizar la T3 o habrá un parón en el medio?
R: Hemos comenzado con los preparativos. Pero no podemos dedicarnos completamente a eso hasta no terminar de rodar la T3. No comenzaremos inmediatamente, pero lo haremos en la segunda mitad de este año.

P: ¿Ya tienes alguna frase favorita de la T3?
R: Sí. En el episodio 303. Es una frase de Claire. Ahora no puedo decir cuál es, pero recuérdenmelo más adelante, cuanto se estrene ese episodio.

P:  ¿Alguna anécdota del trabajo compartido con Tobías Menzies? Además de que es un actor brillante...
R: No tengo una anécdota específica, pero tiene un gran sentido del humor. Es muy divertido...

P: ¿A quién abraza Jamie en el trailer?
R: ¡Jaja! No puedo decírtelo...

P: ¿Cómo está tomando el elenco el cambio de clima comparado con Escocia?
R: ¡Están encantados!

P: Si bien amamos a todos los personajes, cada uno de nosotros tiene sus favoritos. ¿Cuál es el tuyo?
R: Además de Jamie y Claire, mi personaje favorito es el joven Ian.

P: ¿Cómo es trabajar con Sam Heughan?
R: Normal. (Bromeo) . Es maravilloso trabajar con él.

P: Maril, como fan de los libros, ¿"Viajera" está tomando la forma que tenías en tu imaginación?
R: Sí, realmente amo esta temporada.

P: ¿Hay alguna parte de los dos primeros libros que te gusten que no hayan sido plasmados en la pantalla de TV?
R: Lo primero que viene a mi mente es el momento en el que Jamie y Claire se hacen los cortes con las iniciales de sus nombres en sus pulgares. Me desilusionó mucho que no lo hayamos hecho.

P: ¿Cuántos meses más de filmación tienen en Sudáfrica?
R: Al menos dos meses más.

P: ¿Qué es lo que más deseas filmar en esta temporada?
R: La escena en la imprenta me viene a la mente.

P: ¿Te descompones a bordo de un barco?
R: Sí, pero sólo he estado en los sets que se mueven mecánicamente, no a bordo de un barco en el mar.

P: Si se concreta la huelga de escritores de guiones para mayo de 2017, ¿impactará en el cronograma de rodaje?
R: No creo que tengamos problemas con eso, la T3 está casi terminada y los guiones ya están escritos.

P: ¿Qué personajes tienes más ganas de que los fans conozcan en la T3?
R: El joven Ian, Marsali, Fergus, etc. La lista de personajes es larga, y son todos fabulosos.

P: ¿Alguno de los episodios de la T3 durará 90 minutos como regalo para los fans?
R: No estoy segura aún.

P: ¿Han comenzado a buscar locaciones para la T4?
R: Sí.

P: ¿Han tenido que construír sets de interiores en Sudáfrica o ya estaban hechos?
R: Construímos sets en Sudáfrica.

P: ¿Habrá sopa de tortuga, sí o no?
R: Por supuesto.

P: ¿Cómo es trabajar con Caitriona Balfe?
R: Es maravilloso trajar con ella también. Ella y Sam son muy divertidos.

P: ¿Habrá más escenas románticas en esta temporada? No sentimos tanto el amor de Jamie y Claire en la temporada anterior.
R: Sí.

P: Vimos en los extras del DVD cómo Caitriona dió una patada a Sam. ¿Esto ocurre seguido en el set? 
R: Todo el tiempo (risas)

P: ¿Puedes describir el primer episodio de la T3 en una palabra?
R: Corazones rotos/angustia.

P: ¿Puedes contarnos algo sobre David Berry interpretando a Lord John?
R: David es fantástico. Exactamente como imaginé a Lord John.

P: He disfrutado mucho los anuncios de los nuevos actores en esta temporada. Pero nos falta uno. ¿Ya han elegido a Hal, Conde de Melton?
R: Sí.

P (Sam Heughan): ¿Podemos tener los mismos vestidores que tenemos aquí, en Escocia? Y comida, vino, sol...
R: ¡Jaja! ¡NO! Volverás a la fría y lluviosa Escocia y te gustará eso...Aprovecha ahora el sol...

P (Caitriona Balfe): ¿Quién dirías que es a) el mejor jugador de tenis, b) el mejor cantante, c) el más puntual, de todos los actores?
R: a) Yo. b) Tú. c) Bouton.

18 de abril de 2017

#DailyLine (ADELANTO) Libro 9: Migraña

Fuente/Source: Diana Gabaldon



#DailyLine #VeYDileALasAbejasQueHePartido #Libro9 #NoEstaListo #QuitaEsaPosibilidadDeTuMente #

"Recuéstate," dije con firmeza, y apunté a mi regazo.

"No, estaré bie..."

"No me interesa si estás bien o no," contesté. "Te pedí que te recostaras."

"Tengo trabajo que..."

"Caerás de cara al piso en cualquier momento," le dije. "Recuéstate."

Jamie abrió la boca, y un espasmo de dolor le hizo cerrar los ojos, y no pudo encontrar las palabras para discutir. Tragó saliva, abrió los ojos, y cuidadosamente se sentó junto a mi. Respiraba despacio y entrecortado, como si tomar una gran bocanada de aire fuera a empeorar las cosas. 

Me puse de pie, tomé sus hombros y lo giré lentamente para poder alcanzar su cabello recogido. Desaté la cinta y desenredé los gruesos mechones de cabello cobrizo. Todavía eran de color rojizo en su mayoría, aunque algunas hebras blanquecinas brillaban con la luz aquí y allá.

"Recuéstate," repetí, sentándome y tomando sus hombros hacia mi. Gimió un poco, pero dejó de resistirse y se recostó muy despacio, hasta que su cabeza descansó pesadamente en mi regazo. Toqué su rostro, mis dedos suaves como plumas sobre su piel, contorneando sus huesos y huecos, sus sienes y las orbitas de los ojos, los pómulos y la mandíbula. Luego deslicé mis dedos en la suave masa de cabello, tibio en mis manos, e hice lo mismo con su cuero cabelludo. Dejó salir la respiración, cautelosamente, y sentí cómo su cuerpo se distendía, cada vez más pesado a medida que se relajaba. 

"¿Dónde te duele?" murmuré, haciendo círculos muy ligeros en sus sienes con mis pulgares. "¿Aquí?"

"Sí...pero..." Levantó una mano, a ciegas, y la colocó sobre el ojo derecho. "Se siente como una flecha, que atravieza hasta mi cerebro."

"Mmm." Presioné el pulgar con delicadeza en la huesuda órbita del ojo, y deslicé mi otra mano debajo de su cabeza, explorando la base del cráneo. Podía sentir los músculos contracturados, duros como nueces debajo de la piel. "Muy bien."

Retiré mis manos y dejó escapar su respiración.

"No dolerá," le aseguré, tomando el frasco de pomada azul.

"Ahora me duele," dijo, y cerró los ojos con la llegada de un nuevo espasmo de dolor. 

"Lo sé." Destapé el frasco, y lo dejé reposar, mientras el penetrante aroma de menta, alcanfor y pimienta verde aromatizaba el aire. "Esto hará que te sientas mejor."

No contestó, pero se acomodó cuando comencé a frotar suavemente la pomada en su cuello, nuca, frente y sienes. No podía frotar la mezcla cerca de sus ojos, pero coloqué una pizca debajo de su nariz. Jamie inhaló de manera suave y profunda. Cuando terminara, haría una compresa fría para el ojo. Por ahora, sin embargo...

"¿Recuerdas..." dije en voz suave, "aquella vez que me contaste cuando fuiste a visitar a Ave que Canta por la Mañana? ¿Y cómo vino su madre y peinó tu cabello?"

"Sí," dijo, luego de dudarlo un momento. "Ella dijo...que quitaría las serpientes de mi cabello." Dudó nuevamente. "Ella... lo hizo."

Claramente, él lo recordaba -y yo también recordaba lo que él me había dicho al respecto. Cómo ella había peinado suavemente su cabello, una y otra vez, mientras Jamie le contaba -en un idioma que ella no hablaba- los problemas en su corazón. Culpa, angustia... y los rostros olvidados de los hombres a los que había matado. 

Hay un punto, justo donde el arco cigomático se une al maxilar, donde las terminales nerviosas están a menudo inflamadas y sensibles... sí, justo ahí. Presioné el pulgar hacia arriba con delicadeza en dirección a ese punto, Jamie jadeó y se puso un tanto rígido. Coloqué mi mano sobre su hombro. 

"Shhh. Respira." 

Su respiración vino acompañada de un pequeño gemido, pero lo hizo. Mantuve mi dedo en el lugar, presionado con más firmeza, moviendo el pulgar mínimamente, y luego de un prolongado momento, sentí cómo el lugar se entibiaba y parecía derretirse bajo mis dedos. El también lo sintió, y su cuerpo volvió a relajarse. 

"Deja que lo haga por ti," dije en voz baja. El peine de madera que Jamie me había hecho reposaba en la pequeña mesa junto al unguento. Con una mano aún sobre su hombro, cogí el peine. 

"Yo..no, no quiero..." Pero yo ya pasaba suavemente el peine por su cabello, los dientes de madera rozando suavemente su piel. Una y otra vez, muy despacio.

Me quedé en silencio durante bastante tiempo. Oí a Jamie respirar. La luz entraba baja ahora, del color de la miel de flores silvestres, y podía sentir su tibieza en mis manos, su cuerpo pesado en mi regazo. 

"Dime," le dije finalmente, en un susurro casi tan liviano como la brisa a través de la ventana. "Yo no necesito saberlo, pero tú necesitas decírmelo. Dilo en gaélico, italiano o alemán -en cualquier idioma que yo no entienda, si eso es mejor. Pero dilo."

Su respiración se aceleró un poco y su cuerpo se endureció, pero yo continué peinando su cabello, con movimientos parejos y largos que pasaban sobre su cabeza y dejaban una masa de cabello suave y brillante sobre mi muslo. Luego de un momento, abrió los ojos, oscuros y un tanto desenfocados. 

"¿Sassenach?" dijo suavemente.

"¿Mm?"

"No conozco ningún idioma que tu no puedas entender."

Respiró una vez más, cerró los ojos, y comenzó a hablar vacilante, su voz suave como el latido de mi corazón.

(Fin de la sección)