23 de octubre de 2017

Cómo se hicieron las mejores escenas de sexo de OUTLANDER



MarieClaire.com habla con los actores, el equipo y los creadores de la serie para averiguar cómo se hicieron las mejores y más importantes escenas de sexo

Fuente/Source: Marie Claire
Traducción: Rosana Ardanaz Arranz


Outlander es famosa por sus escenas de sexo pero, a diferencia de muchas series de televisión, estas escenas no sirven solo para excitar sexualmente y banalizar a los personajes. Son historias dentro de la historia, nunca superfluas, siempre con un propósito. Son vitales para el desarrollo de los personajes, y esenciales para la relación entre los dos protagonistas, Claire y Jamie. También son simplemente muy bonitas de ver, porque el sexo es algo normal y mostrarlo en televisión no es nada del otro mundo.

Para celebrar que Jamie y Claire por fin se vuelven a reunir (nada menos que a través del tiempo y el espacio) en el próximo episodio de Outlander, MarieClaire.com habló con los personajes y creadores sobre cómo se hicieron cuatro de las escenas de sexo más memorables de la serie. 


 La boda; Temporada 1, Episodio 7


En la que es, probablemente, la escena de sexo más icónica e impactante visualmente, Claire y Jamie hacen el amor por primera vez para consumar su matrimonio. La habitación está bañada por una luz tenue, y se filmó desde el punto de vista masculino y femenino, dedicando la misma cantidad de tiempo a los dos cuando se desnudan y resaltando ambos caracteres a la vez. Filmar esta escena les llevó varios días, y fue cuidadosamente coreografiada.

Anna Foerster, Directora:  “creo que pasamos cinco días en la habitación, y no solo filmando las escenas de sexo, sino todo lo que pasaba antes, todo lo que nos llevaba a ellas. Hay momentos en los que quizá solo tienes que hacer dos tomas, y te basta. Pero nosotros hicimos lo siguiente: yo elegía varios ángulos y, de entre ellos, elegía un momento y lo filmaba varias veces. Por ejemplo, cuando Claire va rodeando a Jamie y le pasa la mano por la espalda, era muy importante que esa sensualidad resultara fluida. Filmábamos ese momento hasta seis veces, y en ocasiones,  mientras lo hacíamos, yo les iba hablando a los actores y al cámara”.

Matthew B. Roberts, productor: intentamos que fuera como cualquier otra escena, porque no quieres que los actores se sientan diferentes. Pero en la producción, tuvimos mucho cuidado en como la preparamos, le dedicamos sin duda mucha más atención. La coreografiamos, la ensayamos, probamos las luces de la habitación, probamos como se vería la ropa. No siempre hacemos eso para cada escena, no hay tiempo suficiente. Lo que normalmente hacemos para escenas íntimas como esta es ensayar primero, el día antes de rodarla. Quieres que los actores se sientan cómodos con los movimientos que hacen, tienes que dejarles libres para que se puedan exponer enfrente del equipo”.

Anna Foerster: “Es una enorme responsabilidad hacer que los actores se sientan seguros. Esto lo conseguimos en parte con tiempo de ensayo, lo cual no siempre es posible en televisión. Hablamos muy claramente sobre los distintos momentos, sobre cuáles eran los estados emocionales por los que iban pasando los personajes, y entonces hicimos algo muy técnico y muy específico: Pegamos cinta aislante en el suelo de la habitación nupcial, y construimos una coreografía muy específica, movimiento a movimiento. Los actores se sintieron cómodos, sabían cómo tenían que moverse, en qué dirección caer sobre la cama, como les caía el cabello para que yo pudiera filmarlo…es muy técnico”.

Matthew B. Roberts: “siempre cerramos el plató y mantenemos el equipo al mínimo, sólo los dos actores, los operadores de las cámaras y los encargados del vestuario. También cerramos los monitores a todos excepto al director, al director productivo, al escritor y al director de fotografía. Durante una escena normal tienes los monitores abiertos y hasta 50 personas pueden estar deambulando por ahí haciendo sus cosas”.

Anna Foerster: “Tuvimos que tener cuidado con los desnudos porque hay reglas muy estrictas sobre lo que puedes y no puedes ver. Pero sabemos muy bien como cubrirles. Creamos así un ambiente seguro para el actor, porque tenemos un plan previo”.

Caitriona Balfe, actriz: “Oh, Dios mío, la ropa interior de papel que se pega (es la parte menos sexi de filmar escenas de sexo). Es lo menos sexi del mundo. Hablando en general, simplemente la ropa interior color carne debería estar prohibida. A veces es muy útil, pero es tan poco sexi…”.

Anna Foerster: “Cuando están en medio del acto sexual, obviamente hay que filmar lo menos posible. Probablemente fueron solo tres o cuatro tomas. La razón de que haya que hacerlo muchas veces no es porque no salieran bien, o porque la cámara estuviera en el lugar equivocado. La mayoría de las veces lo repetimos para conseguir otra interpretación genial, pero  diferente. Cuando tienes ya el plan de acción,  puedes concentrarte en afinar la interpretación. Nos inventábamos palabras graciosas para posiciones específicas. Una se llamaba el Delfín: Jamie con su brazo bajo la cama. Nos ayudó muchísimo; decíamos: “¡oh, creo que tenemos que hacer el Delfín otra vez!”.

Matthew B. Roberts: “Hay risas en muchas escenas, de sexo o no. Tienen que conseguir ser muy desinhibidos el uno con el otro. He visto muchas escenas en las que les entra la risa. No es raro. 



 Los bosques: Temporada 1, Episodio 11


Este es uno de los momentos más feministas y de sexo más positivo de Outlander, en el que se muestra a Jamie dando placer a Claire con su mano y abandonando su propio deseo de placer sexual con el fin de mirarla a ella mientras  tiene un orgasmo. Jamie prioriza la experiencia sexual de Claire, y la escena está filmada desde su punto de vista. Es importante tener en cuenta que esta escena tiene lugar antes de que Jamie lleve a Claire otra vez a las piedras, es decir, que él cree que es la última noche que pasarán juntos.

Toni Graphia, escritora: “No podíamos hacer una escena nocturna en la localización que habíamos encontrado a causa de los mosquitos, así que simplemente recreamos ese lugar en un plató. Por eso esta escena fue más difícil que las demás, porque no tenían un decorado romántico a su alrededor. Estaban en la esquina de un plató con un trasfondo de mentira”.

Matthew B. Roberts: “La escena está hecha desde el punto de vista de Jamie, lo que supone una manera distinta de contar la historia. Tuvimos otra escena con el punto de vista de Claire en relación a Jamie. Aunque en cada episodio trabajan directores diferentes, ellos lo ven todo y saben lo que ya se ha filmado. Y quieren mostrar una perspectiva diferente. Pero lo que está escrito es lo que más influye; si lees en el guion que es Jamie quien manda en la escena, parece lo natural poner la cámara sobre Claire y filmar desde el punto de vista de él”.

Toni Graphia: “Decidimos que él le daría placer a ella con la mano. Fue completamente intencionado. Hubo algunas opiniones discrepantes en la oficina de los guionistas. Éramos tres hombres y dos mujeres, pero no siempre nos dividimos por la línea hombre/mujer. No es blanco y negro. A menudo los hombres son los que más defienden la perspectiva más centrada en la mujer. En esta escena en concreto, yo  quería que él le diera placer a ella porque su estado mental no es de: ‘sólo quiero tirarme encima de ti’. Cree que la va a perder, pero ella no lo sabe todavía. Está en un lugar emocional muy distinto al de ella. En el libro, hacen el amor en medio de la noche sin hablar, y en un momento dado pone que Jamie la mira para memorizar su rostro. Me centré más ahí que en el ‘hacer el amor’. Él quiere recordar. Hubo un par de guionistas que dijeron: ‘¡anda, venga! ¿Qué hombre va a hacer esto y no rodar luego encima de ella y acabar él?’ pero la escena no va de eso”.

Matthew B. Roberts: “Escribimos la idea de la escena en papel, pero en cuanto entras en la habitación (o en el bosque) donde va a tener lugar, los actores…no puedo dar un porcentaje de lo que ponen de su parte, porque todo es cuestión en este momento ya de su actuación. Cada movimiento en la escena es el actor. Puedes tener una idea y decir ‘¿puedes apartarle el pelo de la cara?’ pero al final, son los actores”.

Toni Graphia: “la sonrisa de Sam en esa escena…no creo que estuviera en el guion. Esa fue su decisión. Está muy conectado con Caitriona. He estado en películas en las que los protagonistas se odian y están obligados a hacer escenas de sexo. Otras veces son escenas muy subidas de tono porque hay mucha pasión y se transmite a la pantalla, pero no es el caso aquí. Son buenos amigos y tienen muy buena sintonía. Se cierran a todo lo que pasa a su alrededor y se concentran el uno con el otro”.

Matthew B. Roberts: “el sexo en esta temporada aparece en forma de muchos actos sexuales muy poco egoístas. Si haces cada escena de sexo siempre de la misma manera, la gente se aburre. Es como si solo dieras partes de algo que es un todo entero”. 


 El cuchillo: Temporada 1, Episodio 9
 

Muchos fans creen que esta escena –en la que Claire le pone a Jamie un cuchillo en el corazón durante el acto sexual- va sobre sadomasoquismo. No era esa la intención, pero demuestra  una actitud heterodoxa por parte de Outlander hacia el sexo en TV,   y hasta dónde quieren llegar en su afán por traspasar fronteras. Pero lo que hace este momento tan importante es el hecho de que Claire se está convirtiendo en una presencia dominante en la relación, pisándole los talones a Jamie, que en la escena anterior la había castigado y azotado.

Caitriona Balfe: “nuestro proceso normalmente con estas escenas es en primer lugar hablar mucho con el guionista, el productor y el director, y pasar mucho tiempo coreografiándolas y asegurándonos de que estamos cómodos con todo”.

Matthew B. Roberts: “Ensayamos, pero los actores trajeron muchas cosas con ellos.  Caitriona ya había tenido en la mano el cuchillo durante los ensayos, lo había visto y lo había manejado, y además habíamos hecho que el filo estuviera romo para que no le cortara el cuello a Sam accidentalmente, porque eso habría sido difícil de explicar. Coreografiamos todo eso, pero los movimientos y el ritmo de la escena no estaban coreografiados. Eso son los actores, actuando”.

Sam Heughan, actor: “Hay siempre tanta gente mirando, y tienes que hacerlo una y otra vez. Claro, a todos nos gusta tener relaciones pero… ¿todo el día? Requiere mucha energía”.

Matthew B. Roberts: “hubo mucha discusión sobre cómo se filmaría esta escena, siempre la hay, sobre todas ellas. Mucha gente la considera una escena de sadomasoquismo, pero yo no lo veo para nada así, aunque sea mi guion. Pero desde luego, la gente habla de ello. Incluso mucha gente decía que la escena en la que Jamie azota a Claire, en ese mismo episodio, era una escena de sexo. Nosotros no utilizamos ninguna de esas palabras cuando ensayábamos esa escena. Claire y Jamie se están haciendo iguales, eso es lo que yo vi en esa escena de sexo”. 

 Embarazo: Temporada 2, Episodio 4


Las escenas d sexo que involucran a mujeres embarazadas son casi siempre objeto de fetichismo, y casi nunca se ven en TV. Pero en Outlander, la tripa de Claire no le molestó cuando tenía sexo con Jamie, ni fue cubierta ni censurada. Al contrario, la serie rompió otro tabú y trató esta escena como cualquier otra.

Matthew B. Roberts: “A lo que más se tuvo que acostumbrar Caitriona probablemente fue a la barriga. Se la pusimos, ensayamos e intentamos que estuviera cómoda con ella bajo la ropa que llevaba. Outlander nunca se acobarda en estos momentos, sino que los hace naturales. Tenemos una manera femenina de verlo, y esa manera es que las mujeres son gente real que hace lo que todo el mundo hace”.

Toni Graphia: “Nunca se habló siquiera de no mostrar la tripa. Nuestra serie es auténtica. Las mujeres embarazadas son hermosas, y ni siquiera lo discutimos, solo para encargar la barriga postiza. Eso no fue un problema para Caitriona, es tan buena y tan natural. Nunca nos imaginamos que la gente pusiera tanto énfasis en esta escena. Para nosotros trataba solo de dos personas reencontrándose, no de una escena de sexo con embarazo”.

Matthew B. Roberts: “El director  y el productor querían darle a esta escena un tono sensual. La habitación misma era azul, así que la iluminación también azul fue una decisión consciente. Cada director y cada director de fotografía quiere que esas escenas sean distintas de las anteriores. Era tarde por la noche, hacía frío. Si hubiéramos utilizado luz cálida, no hubiera sido igual”.

Toni Graphia: “Jamie había sido abusado sexualmente al final de la temporada anterior. Queríamos hacer justicia a ese hecho, y no queríamos que Claire y él saltaran a la cama y reanudaran su vida sexual como si no hubiera sucedido nada. Este fue un episodio importante porque es cuando vuelven a juntarse. Pensamos como hacerlo, no queríamos utilizar el dormitorio como en una escena normal. Había un precioso sofá-cama en el plató como parte del decorado, y cada vez que pasábamos por delante nos reíamos y decíamos: ‘alguien tiene que tener sexo aquí’. Habíamos pensado en Claire, abriendo la puerta y encontrándose a Murtagh ahí con una chica. Pero entonces pensamos: ‘¿por qué no ponemos a Jamie y Claire?’ Así les obligamos a salir de su propia cama. Psicológicamente, nos ayudó a sacarles del dormitorio…tuvimos muchas discusiones sobre cómo hacer esto, y elegimos deliberadamente el sofá cama y hacerlo todo con poca luz. Es una metáfora para ellos, encontrándose el uno al otro una vez más. Pusimos muy poco diálogo, a propósito”.

5 comentarios:

  1. Me gustó saber todo el detrás de escena. Podrían compartir lo mismo del episodio 6 de esta temporada? Gracias

    ResponderEliminar
  2. Estas escena las habéis clavado. Aún siendo escenas de sexo no se manifiestan como tales, si no que al verlas te llenan de pasión, deseos y ternura, nada sexual. Son perfectas en sí mismas. Yo estoy enamorada de la relación que tienen

    ResponderEliminar
  3. No entiendo cómo alguien vio fetichismo,yo pensé tal como quisisteis dar a entender,y el tener sexo embarazada fue muy hermoso fue el reencuentro de marido y mujer después de que violaran a Jamie,seguid así,me encanta

    ResponderEliminar
  4. Outlander es genial, no solo es sexo en la pantalla, es entrega total y pasión lo q se ve

    ResponderEliminar