24 de mayo de 2016

¿Fue demasiado lejos ESA escena en el último episodio de Outlander?



Fuente/Source: Refinery29 
Traducción: Maira B. 

ADVERTENCIA DE SPOILERS EP207 DE OUTLANDER: FAITH / FE.



¿Cuándo es justo decir que un programa de televisión se ha pasado de la raya?
 
¿Cuando se muestra a dos hermanos teniendo sexo (y disfrutándolo) en una torre? ¿Cuando ese mismo hermano somete y viola a su hermana junto al cadáver de su hijo? ¿O bien cuando un demente condena a una madre y a su hijo recién nacido a ser despedazados por los perros? O, digamos, ¿toda la Boda Roja? (Caramba, parece que Game of Thrones acumula de éstas escenas, ¿cierto?)

¿Es cuando Hannah Horvath, de Girls, le muestra su vagina a su jefe con el fin de conservar su trabajo? ¿O cuando Philip Jennings seduce a una niña de 15 años en The Americans

La comúnmente llamada Edad de Oro de la Televisión ha venido de la mano del aumento de momentos impactantes y violentos. La mayoría de las veces, estos exigen escenas de violación. Algunos programas manejan esas escenas con cuidado, otros ( *cof* Game of Thrones), no. Habiendo dicho esto, ¿hasta qué punto pueden las series empujar los límites antes de transformar una escena convincente en angustiante? 

El episodio de esta semana de Outlander contó con una de estas escenas angustiantes. (Spoiler!) Poco después de regresar a su casa desde L’Hopital des Anges –donde sufrió un aborto espontáneo– Claire escucha a Fergus lloriquear en sueños. Cuando le pregunta qué le sucede, él duda –claramente, esto no será agradable. Después de mucha persuación, finalmente obtiene la respuesta: “El inglés, milady.” 

Si eres como yo, esas palabras te han causado un pequeño estremecimiento. En esta serie, “el inglés” solo significa una cosa: Jack Randall. Y Jack Randall significa una cosa: crueldad insoportable. No es la primera vez que, esa crueldad se convierte en violación. Violación infantil. 

Sollozando, Fergus le cuenta a Claire que, al acompañar a Jamie al prostíbulo a hacer un recado, deambuló buscando algo para robar. Atraído por una botella de perfume de lavanda que quería llevarle a Claire, se encontró en un dormitorio arrinconado por Jack Randall. 

“No eres lo que pedí, pero… tú serviras.

En este punto, los guionistas tenían dos opciones. Podían volver a enfocarse en Fergus y Claire y obtener del niño el relato de lo sucedido. O podían dejar que la escena se desarrolle en tiempo real y someter a los espectadores a una traumática escena de violación. Hicieron ambas. 

Vemos (y escuchamos) todo: Randall toma a Fergus, lo empuja sobre la cama, el niño grita, llora rogando que se detenga, grita pidiendo que Jamie acuda y lo ayude. 

También vemos las secuelas: Fergus, avergonzado, está convencido de que es el culpable de las desafortunadas consecuencias del abuso. (Volveremos a esto más adelante.) Claramente ha quedado marcado por semejante experiencia y, al permitirle relatar la historia, la serie enfoca la atención en las secuelas traumáticas. 

Funciona. Mientras que la escena de la violación es casi insoportable de ver, está narrada por la propia víctima. Observamos lo sucedido a través de sus ojos, y lo escuchamos con sus propias palabras. 


¿Llega demasiado lejos? Sí. Pero a veces es lo que necesitamos para que la historia trascienda.


Este punto es enfatizado por Toni Graphia, quien escribió este episodio – y créanme, ella sabe que es difícil de ver. “Siempre planeamos mostrarla [la violación]”, nos dijo en una entrevista. “Sin embargo, lo discutimos mucho. Queríamos ser delicados al respecto. No queríamos que fuera algo gratuito, nunca lo filmamos de manera que resultara excitante, queríamos retratar solamente el horror de la misma. Queríamos transmitir las emociones y el miedo. Tuvimos muchas conversaciones con el actor y su madre para asegurarnos que supieran que íbamos a ser respetuosos. Pero sabemos que, [Randall] es un hombre despreciable y no conoce limites, no importa si es hombre, mujer o niño. Es un sádico y obtendrá su placer donde quiera.” 

Anteriormente, Outlander ya ha tratado, con éxito, una controvertida escena de violación. En la primera temporada, el mismo Jamie Fraser fue mantenido cautivo y sometido repetidamente por Randall a una brutal violación y a tormento psicológico. Es un punto importante en la trama, tanto de los libros como de la serie, y no lo han esquivado. De hecho, gran parte de la primera mitad de la segunda temporada ha sido acerca de cómo Jamie se enfrenta a las consecuencias de su violación, y cómo esto afecta a su relación con Claire. 

Del mismo modo, la violación de Fergus no está allí simplemente para impactar a la audiencia. 

Retrocedamos un poco, porque el contexto es importante. Tan solo dos episodios atrás, Claire le pidió a Jamie que perdonase la vida de Randall por un año con el fin de salvar a Frank. Él aceptó -no porque le preocupase el ex esposo de Claire, sino más bien porque habría alguien para ocuparse de ella en caso de que las cosas no funcionaran como deberían. Después de todo, están tratando de impedir el levantamiento Jacobita. Esta promesa significa un mundo para Claire. Significa que a pesar de su decisión de permanecer en la Escocia del siglo XVIII, al menos el hombre que dejó atrás, preguntándose qué demonios le pasó a su esposa, seguirá vivo. 

La importancia de esta promesa se hace evidente en la reacción de Claire cuando se entera que Jamie ha faltado a su palabra. “La venganza le importaba más que yo o su hija” le dice a la Madre Hildegarde en una escena desgarradora al principio del episodio. “Un año de gracia es todo lo que pedí, a lo que él accedió. Un año. Es como si él me hubiera traspasado con su espada.” 

Palabras fuertes, y difíciles de olvidar, especialmente porque nosotros, como Claire, todavía no entendemos en este punto porqué Jamie faltó a su promesa. Si Jamie luchó con Randall para satisfacer su propia sed de venganza, sus motivos parecen fríos e insensibles. Pero cuando descubrimos que lo hace para vengar a Fergus (y sí, también a si mismo, evidentemente ver a Randall agrediendo a otra víctima masculina provoca algo en él), sus motivos parecen puros, incluso para Claire. 

“Él le hizo una promesa, jamás ha faltado a su palabra antes, y sentimos que [los espectadores] necesitaban ver lo que lo enfureció tanto,” dijo Graphia. “Se supone que la escena debe incomodarte y enfurecerte porque es lo que Jamie sintió al verlo. El asunto es, ¿qué podría ser lo suficientemente importante como para lograr que él no cumpla su promesa? ¿Qué le hizo ir a ese duelo poniendo todo en juego, su esposa, su hija, todo, para intentar matar a Black Jack Randall? Si no vemos lo que lo enfureció tanto, no podríamos justificarlo.” 

Interpretando al abogado del diablo por un momento, se puede discutir que no era necesario que tuviéramos que ver la violación para entender por qué Jamie fue tras Randall. Sin embargo, simplemente escuchar hablar de ella ¿le daría al espectador el mismo puñetazo en el estómago? Debo decir que no. 

Quizás en un universo antes de Game of Thrones o Law & Order: SVU, la alusión a una violación habría sido suficiente para impactar al espectador. Desafortunadamente, hemos superado ese punto. El “exceso de violaciones”, tan acertadamente descrito por Amy Zimmerman en The Daily Beast como “un bombardeo de dramatismo, sobre-sexualizado, potencialmente desencadenantes de violaciones, todo esto llegando a un televisor cercano a ti” nos ha insensibilizado ante el abuso sexual. Ahora queremos detalles, giros en la trama, que pueda verse la tragedia. Hemos visto a Elliot Stabler [Nota: personaje de L&O: SVU] consolar a muchas víctimas infantiles. 

Además, decidir si se incluye o no material perturbador se vuelve más complicado cuando las series se basan en material ya existente y con un gran número de seguidores. En este caso, la violación es parte de la trama de Outlander

“Es algo que sucede en el libro y no lo eludimos”, dijo Graphia. “No hay situaciones en las que digamos, ‘No podemos hacer esto.’ Confiamos en que la audiencia podrá manejarlo.” 

En Atrapada en el Tiempo, el libro de Diana Gabaldon en el que se basa la segunda temporada, la violación de Fergus es utilizada para justificar que Jamie rompiera la promesa que le hizo a Claire. Sin embargo en la serie hay un significado adicional: el abuso también sirve para consolidar la relación de Jamie con Fergus. La reacción de Jamie nos muestra lo mucho que se preocupa por este personaje relativamente nuevo al que rescató de las calles sólo un par de episodios antes. 

“El adora a este niño, se siente responsable de él. Lo llevó a su casa y es como su hijo adoptivo”, explica Graphia. Asimismo añadió que ella tomó la decisión de incluir la pesadilla de Fergus con el fin de que él contara su propia historia, algo que no aparece en el libro. “Queríamos trazar un paralelismo  [con Jamie].” 

¿Es una escena impactante? Definitivamente. ¿Te hace querer apagar el televisor, arrastrarlo por las escaleras y arrojarlo a la basura? Más o menos. ¿Llega demasiado lejos? Sí. Pero a veces eso es lo que necesitamos para lograr que una historia trascienda.

5 comentarios:

  1. Como lectora de los libros pensaba que no se atreverían a mostrar la violación de Fergus, pero creo que ha sido necesaria para que los "No Lectores" entiendan el motivo real por el que Jamie faltó a su promesa, ya que es un hombre de honor. Su reacción está más que justificada, ver como le hacen a un niño lo que le hicieron a él, simplemente no podía permitirlo.
    Además está demostrado que la serie Outlander tiene una calidad inigualable porque no es una historia romántica como muchos creen. Y nos guste o no el siglo 18 era así.

    ResponderEliminar
  2. estoy de acuerdo, demasiadas series mostrando la violación como un tema que se arregla con una charla y se supera de un capitulo a otro, todo en esta serie ,me parece hecho con mucho cuidado y respeto.
    pasan demasiadas cosas en la vida de los personajes y todas son mostradas con intensidad y claridad y creo que es lo que la hace,relevante,por encima de otras series.

    ResponderEliminar
  3. No entiendo aún por qué hubo necesidad de parte de Starz de modificar esta escena, en el libro está planteada de otra forma y debió ser así, el desenlace era igual de todos modos... Fue excesiva para mi.

    ResponderEliminar
  4. Me gustó la adaptación de este capítulo, en cierto modo no fue así como realmente sucedió, pero no podía faltar esa escena, como opinan otros, es la razón por la que nuestro Jamie no cumple su promesa ;)

    ResponderEliminar