11 de marzo de 2014

Adelanto de "The Space Between" (Relato, no está disponible en español)

 
 
La publicación original en inglés se encuentra en la págian de Facebook de Diana Gabaldon 
Traducción: Patricia Ransom.

"The Space Between" es un relato de unas 70 páginas más o menos, el cual narra la historia de Michael (el hermano de Ian Jóven) y Joan (la hermana de Marsali) en Francia. Cronológicamente, debería leerse al final de "Ecos del Pasado." Lamentablemente no está disponible en español.
 
 
#‎thespacebetween‬ ‪#‎michaelyjoan‬ ‪#‎saldrácomoebookindependiente‬ ‪#‎15abril‬



Michael dirigió una breve mirada a Joan, pero luego se volvió entrecerrando los ojos contra el viento mientras pensaba.

"Bueno..... están el tipo de monjas que rezan todo el tiempo, contemplativas creo que se llaman. Las veo en la Catedral a cualquier hora del día y de la noche. Hay más de una orden de este tipo, sin embargo unas llevan el hábito gris y rezan en la capilla de San José, otras visten de negro, las puedes ver en la capilla de Nuestra Señora del Mar" la miró con curiosidad "¿serás de ese tipo de mojas?"

Ella sacudió la cabeza, contenta de que las rozaduras del viento escondieran su rubor.

"No" dijo ella con cierto pesar. "Esas son quizás las monjas más devotas, pero yo he pasado gran parte de mi vida contemplando los páramos, y no me gusta mucho. No creo que tenga el tipo de alma adecuada para hacerlo bien, incluso en la capilla"

"Sí" dijo retirándose los mechones de pelo que volaban sobre su rostro. "Conozco los páramos. El viento se te mete en la cabeza después de un tiempo" Vaciló por un momento. "Cuando mi tío Jamie, tu padre quiero decir, ¿sabes que se escondió en una cueva después de Culloden?"

"Durante siete años" dijo ella un poco inquieta "Sí, todo el mundo conoce esa historia, ¿por qué?"

Él se encogió de hombros.

"Sólo pensaba. Yo sólo era un niño por aquel momento, pero fui de vez en cuando con mi madre cuando le llevaba comida. Estaba contento de vernos, pero no hablaba mucho. Y me asustaba lo que veía en sus ojos"

Joan sintió un pequeño escalofrío en su espalda que no tenía que ver con la fuerte brisa. Le vino de repente a la cabeza, un hombre sucio y delgado con los huesos marcados en la cara, agazapado entre las sombras de la fría y húmeda cueva.

"¿Papá?" se burló ella para ocultar el temblor de sus brazos. "¿Cómo puede alguien tener miedo de él? Es un buen hombre"

Michael sonrió

"Supongo que dependerá si lo has visto en una pelea. Pero......"

"¿Lo has hecho tú?" le interrumpió, curiosa "Verle en una pelea"

"Sí, pero"-dijo porque no quería que le distrajera, "No dije que me asustara él. Yo pensé que estaba hechizado. Por las voces del viento"

Eso hizo que se le secara la boca y movió la lengua un poco esperando que él no se diera cuenta. Pero no había porque preocuparse, él no la miraba

"Mi propio padre me dijo que era porque Jamie pasaba tanto tiempo solo que las voces se le metían en la cabeza, y no podía dejar de escucharlas. Cuando se sentía lo suficientemente seguro para bajar a la casa, necesitaba a veces horas para volver a escucharnos de nuevo. Mamá no dejaba que le habláramos hasta que no tenía algo de comer y para calentarse" sonrió con un poco de tristeza "Ella decía que no era humano hasta entonces, y mirando hacia atrás creo que no lo decía por decir."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada