30 de agosto de 2014

Diana Gabaldon y su experiencia en el set de filmación de 'Outlander' (Parte I)



La publicación original en inglés proviene de la página de Facebook de Diana Gabaldon.

«En honor a la emisión de ésta noche del cuarto episodio de 'Outlander' , me pareció bien volver a publicar mi experiencia en el set de filmación, allá por Febrero 2014. Es una nota de dos partes. Colocaré la parte 1 ahora, y la segunda mañana, luego de emitido el episodio de hoy.

Saben, no me soprende para nada que los actores tengan problemas ocasionalemente cuando se trata de 'la vida real'. No es que no puedan separar la realidad de sus personajes (y créanme, *es* una realidad) de su propia persona, pero si eres un actor/actriz, la vida real en el trabajo no existe para tí.

Luego de una lectura completa al Bloque 3, y una reunión de producción el lunes, vino un tour grandísimo y fascinante del 'Mundo Outlander' el martes (luego les contaré sobre esto, con más detalles; he dormido sólo cuatro horas anoche, tenía que estar lista hoy a las 5:30AM (del jueves), por lo que me tuve que levantar a las 4:30AM, y fue un día terriblemente atareado), seguido por horas y horas de entrevistas, hasta que finalmente me embarqué en mi breve carrera actoral el miércoles por la mañana.

Una 'llamada' significa la hora en que uno de los choferes te viene a buscar a tu residencia y te transporta hacia el trabajo. Hay 5 choferes que trabajan para 'Outlander', todos muy briosos, por cierto. Pueden seguirlos en Twitter, uno de ellos es David Stewart, y pueden brindarle su opinión sobre una idea que han tenido de hacer un calendario titulado 'Los Choferes de Outlander'. Davie me preguntó qué pensaba de ésta ida, y respondí: 'No lo se...¿Al estilo Full Monty o con ropa interior colaless?' Todavía no me ha dado una respuesta.

La noche anterior, el departamento de Producción facilita (a todos los actores) una hoja con las citas del día siguiente, y aquí te informan cuándo te pasarán a buscar, a qué hora debes presentarte para que te arreglen el cabello y te maquillen,  la hora estimativa en la que estarás en el set y si vas a filmar sólo ese día o en varios.

Así es que, el miércoles, mi esposo (fotógrafo y documentarista) y yo fuimos recogidos a las 6:55AM, de acuerdo con la hoja de 'llamadas' y conducidos por los alrededores, hasta que finalmente recogimos a Caitriona Balfe y su hermana menor, Lorraine, quién trabaja en el departamento de Vestuario de la producción de 'Outlander'. Las dos unas jovenes adorables, y tan amistosas y graciosas como es posible a esas horas de la mañana. 

Nos dejaron a todos en la parte trasera del lote, donde se encuentran los trailers. Los 'artistas' (en roles principales, no los extras y actores secundarios) poseen un espacio cada uno en éstos trailers. En éste caso, la mayoría posee la mitad de un trailer para dos personas. Pueden ver el mío en la siguiente fotografía.

Fotografía: Diana Gabaldon
Los trailers tienen los nombres de los personajes en sus puertas, y son muy acogedores por dentro. Cada mitad del trailer cuenta con un pequeño baño y una sala de estar con un sofá desplegable. Por lo demás, cuenta con pocos pero cómodos muebles, una silla y una mesita baja, un pequeño refrigerador y una bandeja con pañuelos de papel, una pava eléctrica y saquitos de té.







Fotografía: Diana Gabaldon
Hay personas esparcidas por todo el set de filmación, y su trabajo es saber dónde se encuentran los actores en todo momento. Cuando estás trabajando, alguien sabe dónde te encuentras en cualquier momento dado, de esa manera te encuentran en un instante. Ellos manejan tu persona de un lado a otro, como si fueras una parcela. (Una parcela querida y respetada, por cierto).

Todos los trailers, para poder entrar a ellos, tienen escaleras muy empinadas y con escalones muy angostos. Terriblemente traicioneros a la hora de tratar de subir o bajar de ellos vistiendo ropa del siglo XVIII, fue una suerte que no me haya caído o roto el cuello (sí rasgué mi vestimenta un par de veces, pero no viene al caso). Una vez que te encuentras dentro del trailer, la gente viene a golpear tu puerta a intervalos frequentes,  proporcionándote alimentos (además de estar incluído el almuerzo y el desayuno, te lo traen a tu puerta), vestuarios, o para llevarte dónde sea que te toque ir. 

En una de éstas instancias, apareció alguien pidiéndome que me quitara la camisa y también mi bata de baño rosa y las dejara sobre el sofá, y fuera con ellos. Así lo hice, y de ahí me llevaron a la sección de maquillaje y peluquería, donde Annie se encarga de éstas cosas (ella tiene un gran interés y ha investigado mucho sobre los estilos de peinados del siglo VXIII). Julie se encargó del maquillaje. Muy básico; ya que una mujer respetable del siglo XVIII no llevaría nada; por lo que sólo aligeraron y emparejaron mi tono de piel (y polvillo, cada 5 minutos básicamente, cuando las cámaras estaban apagadas), y luego me colocaron la peluca. Esto fue........la palabra Increíble es la única que le hace justicia. No tengo permitido enseñarles mi vestuario (la gente de Starz desea mantener 'algo' en secreto), pero es....ejem....pongámoslo así: he visto algunas pelucas mucho más grandes y más elegantes. Y era más o menos, del color de mi propio cabello.

Fotografía: Diana Gabaldon
La preparación para colocarme la peluca fue, básicamente, haciendo cuatro pequeñas trenzas con mi pelo, y entrecruzarlas hacia adelante y atrás alrededor de mi cabeza, sujetándolas con horquillas planas de metal. Esto provee la base para sostener la peluca. Con millones y millones de horquillas con forma de aro de diferentes tamaños.

La peluca en sí misma era de cabello humano arreglada y peinada, montada en una especie de gorro de redecilla, y en ésta redecilla es donde se engancha el cabello. Luego colocan ésto sobre el tuyo propio, y las extensiones de redecilla sobresalen de tu frente y por la parte delantera de tus orejas. Una vez que la peluca está firmemente colocada, se recorta el sobrante de redecilla lo más posible, y se coloca un fijador para pegarlos sobre tu piel, parecía resina de pino, pero probablemente no lo era. Una vez pegada, la redecilla es prácticamente invisible, no la puedes ver aunque estés parado al lado de la persona que la lleva puesta -a menos que el fijador no haya secado parejo o no haya sido suficiente, por consiguiente, la redecilla comienza a sobresalir y despegarse de tu piel. Y en este caso, hemos visto a muchos llevarse la mano a las sien y exclamar: '¡Se me arruga la redecilla!-. En ése preciso instante, aparece alguien de la sección de Maquillaje, esbozando en su mano un cepillo empapado de alcohol (que disuelve el fijador y permite que la redecilla sea nuevamente removida de la piel, alisada y vuelta a pegar).

Alguien me esperaba cuando finalmente salí del trailer de Maquillaje/Peluquería, y luego de preguntarme qué quería desayunar (tienen las cosas básicas, yo elegí huevos, tocino y tostadas) me escoltó hacia mi propio trailer para sorprender a mi marido. 

El desayuno llegó rápido, junto con la Coca-Cola Diet que pedí; la mayoría de la gente en el set bebe café, té o agua durante todo el día, pero cómo Ron funciona a Coca-Cola, como yo, siempre hay suministro al alcance de la mano. Y luego llegaron dos mujeres del departamento de vestuario, con las piezas de miatuendo

No se las puedo mostrar, excepto por la enagua de la fotografía que es bastante genérica, y está hecha de lienzo y muselina, medias verdes hasta la rodilla, bastante gruesas, zapatos marrón rojizo con lazos de satén, un corset que se coloca por encima de las enaguas, la camisola (la cuál tuvieron que sostener y yo básicamente me zambullí dentro, para que pudieran colocarla por sobre la enagua y el corset), una almohadilla para el trasero (en inglés: bum roll), que es básicamente eso (no se me ocurrió fotografiarlo, pero pueden encontrarlo fácilmente en Google). Aparentemente, las caderas anchas estaban de moda en el siglo XVIII.

Bum Roll
Corset: se ata por detrás, y demanda bastante esfuerzo ajustarlos adequadamente. Esto significa que si está bien ajustado, no puedes respirar, aunque te acostumbras a ello. Lo que sí no puedes hacer es agacharte, por lo que mi esposo era el encargado de atar los lazos de mis zapatos, hasta que se cansó y decidió hacerles un nudo doble. Sin embargo, adquieres la 'cintura de avispa' que siempre deseaste. 

Una vez que todas estas capas de vestimenta han sido colocadas, las encargadas colocaron la pieza de lujo, un vestido absolutamente magnífico diseñado especialmente para mí por Terry (Dresbach) Moore, Jefa del Departamento de Vestuario. Terciopelo arrugado, encaje dorado, peto (pechera) y sacque back (la parte trasera del vestilo, generalmente con pliegues) con el tartán del Clan MacKenzie. Y no puedo decir más que eso, pero es maravilloso. Una vez que estuve dentro del vestido, abrieron la puerta e invitaron a Crawford, el único hombre en el equipo de vestuario (emplean a 75 personas y no logré conocerlos a todos, por lo que no estoy segura) ya que necesitábamos 'músculos' para poder atar los lazos del vestido por sobre el corset. 

Se veía fantástico, pero déjenme decirles, una vez que está ajustado todo y colocadas todas las capas necesarias, no puedes hacer más que caminar y realizar movimientos limitados con los brazos. Ir al baño es (casi) posible, pero no es una tarea fácil. Puedes sentarte, pero no puedes tirarte para atrás, y no por miedo a arrugar la vestimenta, sino porque simplemente no puedes. 
Adquieres una muy buena postura, aunque involuntariamente. 

Después me dejaron (mientras jadeaba suavemente) para estar con mi esposo por un rato, luego que me aseguraran que alguien vendría por mí, y efectivamente, alguien vino para escoltarme hacia los estudios de sonido donde se filmaría ese día. (Hay dos estudios de sonido; en el que estuve yo, es dónde está construído el Gran Salón, y es impresionante).»

Si les interesa la vestimenta del siglo XVIII,  éste blog ha sido de mucha ayuda mientras traduje éste artículo.

La Parte II del recuento de Diana está aquí.

5 comentarios:

  1. genia giseeeeeeeeeeee te tradujiste todo estooooooooo

    ResponderEliminar
  2. sos impresionante GG!!
    gracias infinitasssssssssssssssssss!!

    ResponderEliminar
  3. Qué impresionante todo, muy bien organizado para que todo salga como lo planeado.Gracias Gise.

    ResponderEliminar
  4. Hola, permíteme decirte que la traducción de "parcel" no es "parcela", sino "paquete". Con esta acepción tiene sentido la frase de Diana: "manejan tu persona como si fueras un paquete".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario, Carmen. Una parcela, en Argentina, es un paquete :D

      Eliminar