10 de diciembre de 2014

Outlander cobra vida con la presencia de Diana Gabaldon

Por: Laura Anderson Shaw para qconline

©Laura Anderson Shaw
Cuando fuera que ella decidiera escribir un libro, Diana Gabaldon siempre supo que debería incluír a un hombre con kilt.

La visual era  "cautivadora", dijo Diana a una multitud de más de 300 personas este sábado por la noche en RiverCenter en la convención de Outlander Thru The Stones (A través de las piedras) en honor a ella y a sus libros.

Ella aprendió a leer a la edad de 3 años - "Y ahora tengo 62", dice- por lo que sabía de qué manera debería escribirse una novela.

Con la idea de incluír hombres con kilt en su historia, y un olfato de sabueso para la investigación -ella tiene 3 títulos en Ciencias, incluyendo Zoología, Biología Marina y un doctorado en Biología Cuantitativa del Comportamiento- se decidió a ubicar la misma en Escocia, en el siglo XVIII. 

Ella dijo: "Es más fácil investigar sobre los hechos que inventarlos", por lo que decidió que la ficción histórica sería el camino a recorrer. 

Pero ella no poseía conocimientos sobre el siglo XVIII. O Escocia. Ni tampoco tenía una trama. Ni personajes.

Eso llegaría eventualmente.

En su mente, tenía la imágen de una choza llena de escoceses, dice, y una muchacha sarcástica e inglesa llamada Claire que es empujada dentro. 

Claire se hizo cargo de la historia a partir de allí, dice Gabaldon, " y es su culpa de que tengamos viajes en el tiempo en estos libros".

Gabaldon agrega que escribe sus libros en partes. "Tampoco se lo que ocurrirá luego", contó a la multitud, que no paraba de fotografiarla y hacerle vídeos.

Luego de su presentación, los fans disfrutaron de una sesión de preguntas y respuestas, y pudieron conocer y saludar a Diana, como así también a Graham McTavish, quién interpreta a Dougal MacKenzie en la serie de TV Outlander del canal Starz y quién hizo su presentación minutos antes a Gabaldon. 

Apropiadamente llevando kilt, McTavish contó a la multitud sobre los caminos que las personas eligen y las decisiones que toman para ubicarlos donde se encuentran hoy. Una perfecta secuencia de hechos ocurrieron, incluyendo acordar trabajar en una presentación en el colegio, roles aceptados y roles rechazados años más tarde; que determinó su participación en Outlander y en el palco de presentación de RiverCentre en Mississipi Hall. 

© @alliehart45 y @Kate_in_MN

La primera vez que subió al escenario, se sintió completamente atraído, y fue y vino de Escocia a Londres y vuelta a Escocia, hasta que finalmente se estableció en Estados Unidos.

Rechazó una oferta en un largometraje sobre Vikingos ("Northmen - A Viking Saga") para poder participar en Outlander.

Le dijo a su manager: "Tengo que estar en Outlander. Realmente quiero hacerlo", y el público explotó en aplausos. 

El show "ocupa un lugar que ningún otro ocupa en estos momentos", dijo. Hay tantos shows que no ofrecen "esperanza", dijo.

"Creo que Outlander equilibra eso. Creo que Outlander está plagado de esperanza."

La directora de "Thru The Stones", Debbie Ford (Orion) comentó que más de 300 fans de Outlander y Diana Gabaldon se congregaron, de 27 estados, y dos países, Estados Unidos y Canadá; para la convención.

"Esto es realmente grandioso", dijo Gabaldon.

Las actividades del viernes y sábado incluyeron una variedad de clases; historia de Escocia, trivialidades el viernes por la noche, comidas, los discursos del sábado, preguntas y respuestas, y la oportunidad de conocer y saludar a ambos. 

Ford dijo que creó el evento "como algo que ella hubiera querido ver, algo a lo que hubiera querido asistir". La idea le llegó el pasado verano, y a través de un intercambio de correos electrónicos con Gabaldon, la editorial Random House, Graham McTavish y sus representantes, y muchísimo esfuerzo, finalmente se creó la convención.

"Amo los libros y se que Diana tiene muchos seguidores, es una persona muy afable y muy generosa", dijo Ford. "Es muy gratificante ver plasmado algo que has añorado tanto y que cobre vida."



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada