22 de diciembre de 2015

#DailyLine RELATO: Hal y Minnie

Fuente/Source: Diana Gabaldon


#DailyLines #Novela #MinnieYHal #MinnieYSuPadre #SinTítuloTodavía #ProbablementeEN2016 #PatronesDeSupervivencia

"..Ma chére..Puedo oler a un hombre en ti a una milla de distancia. E incluso cuando no estoy aquí.... lo estoy." Elevó una ceja y la miró. Ella olfateó, apuró su vaso y se sirvió otro.
¿De veras? Se sentó y lo examinó, su propio rostro cuidadosamente inexpresivo. Era cierto que él tenía informadores en todos sitios, después de escucharle hacer negocios durante todo el día detrás del biombo chino, soñaba con arañas durante toda la noche, ocupadas en sus redes. Hilando, escalando, cazando a lo largo de los pulcros caminos secretos escondidos entre la seda pegajosa. Y en ocasiones solamente colgando ahí, redondas como las canicas en el aire, inmóviles. Mirando con sus millares de ojos.
Pero las arañas tenían sus propias preocupaciones y ella no era parte de ellas. Sonrió de repente a su padre, haciéndole hoyuelos y se alegró de ver que un ligero malestar se instaló en sus ojos. Bajó la mirada y enterró su sonrisa en el vino.
Él tosió.
"Entonces," dijo él enderezándose. "¿Te gustaría visitar Londres, querida?"
Ella inclino su cabeza de un lado a otro, considerándolo.
"La comida es terrible, pero la cerveza no está mal. Aún así, llueve todo el tiempo."
"Podrías tener un nuevo vestido."
Eso era interesante, al final no era una excursión para comprar un libro, pero fingió indiferencia.
"¿Sólo uno?"
"Eso depende de tu éxito. Podrías necesitar....algo especial."
Eso hizo que se le contrayera la piel detrás de sus orejas.
"¿Por que te preocupas con estas tonterías?" preguntó ella, dejando su vaso con un golpe. "Sabes que no me puedes engañar más. Solo dime qué tienes en mente, y lo discutiremos. Como personas racionales que somos."
Eso le hizo reír a él pero no desagradablemente.

"Sabes que las mujeres no son racionales, ¿verdad?"
"Lo sé. Y tampoco los hombres"

"Buenos tienes parte de razón," admitió limpiándose con la servilleta una gota de vino de su mejilla. "Pero ellos tienen patrones. Y los patrones de las mujeres son......" se detuvo, entrecerrando los ojos sobre la montura de oro de sus gafas en busca de la palabra.

"¿Más complejos?" sugirió ella, pero el sacudió la cabeza.

"No, no....  de forma superficial parecen caóticos, pero de hecho los patrones de las mujeres son brutalmente sencillos"
"Si te refieres a la influencia de la luna. Debo puntualizar que cada lunático que he conocido era un hombre."
Él elevo las cejas, que empezaban a ensancharse y encanecerse para crecer rebeldes; y vio de repente que algún día sería anciano y su corazón le dio una pequeña sacudida ante esa idea.

Su padre no preguntó cuántos lunáticos había conocido ella- en el mundo de los libros esta gente aparecía una vez por semana- pero sacudió la cabeza.
"No, no, esos temas son solo cosas físicas del calendario. Quiero decir los patrones que hacen que las mujeres hagan lo que hacen. Y todos ellos confluyen en la supervivencia."


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada