29 de septiembre de 2016

#DailyLine (ADELANTO) Libro 9: Vino Azul.

Fuente/Source: Diana Gabaldon


NdT: En los comentarios de esta publicación, en la página de Facebook de Diana Gabaldon, la autora ha respondido que es muy probable que sean 10 libros, y que el 9no estará terminado, con suerte, a fines de 2017. Esto es, si ella no tiene compromisos de viajes en ese año.
A seguir esperando...


#DailyLines #LibroNueve #VeYDileALasAbejasQueMeHeIdo #NoNoEstáTerminado

#QuizásParaElPróximoAño #Veremos #VinoAzul

Era lo que su madre llamaba un día de "vino azul". Uno en el que el cielo y el aire formaban un conjunto enbriagador. Las hojas marrones crepitaban a cada paso, su aroma era tan intenso como las agujas de los pinos más altos. Escalaban la montaña con las armas en mano, y Brianna Fraser MacKenzie se sentía como el día.
Su padre le retiró una rama de abeto y ella se agachó para unirse a él.
"[Gaélico para "hierba dulce"] dijo él, señalando la amplia pradera que se extendía ante ellos. "Recuerdas algo de gaélico, ¿verdad muchacha?"
"Dijiste algo de hierba,"dijo ella, buscando a través de sus armarios mentales. "Pero no sé lo que significa [dulce]"
"Hierba dulce," es como nosotros llamamos a esta pequeña pradera. Buena para el pastoreo, pero demasiado alta para la mayor parte del ganado y no lo dejarías aquí sin atención durante días debido a las panteras y osos."

Toda la pradera se ondulaba, la cabeza de miles de tallos maduros de hierba en movimiento captaban el sol de la mañana. Aquí y allá, mariposas que cruzaban y en el lado más alejado, con un repentino movimiento un gran ungulado (especie de cabra), se desvanecía entre la maleza, dejando su huella en la huida.

"Una gran cantidad de competencia también," dijo ella, señalando con la cabeza hacia el lugar donde el animal había desaparecido. Ella levantó una ceja queriendo preguntar si deberían seguirlo, pero asumió que su padre tendría una buena razón para no hacerlo ya que no había hecho ningún movimiento.

"Sí, algo," dijo él, y giró hacia la derecha, moviéndose a lo largo del borde arbolado que cercaba la pradera. "Pero los ciervos no se alimentan de la misma manera que lo hace el ganado o las ovejas, al menos, no si el pasto es bueno. Eso era un macho cabrío," añadió por encima de su hombro. "No queremos matarlos en otoño, salvo por necesidad; la carne no es suficiente buena tan cerca de la época de celo y la caza no escasea."

Ella levantó ambas cejas pero le siguió sin comentarios. Él se giró y le sonrió.
"Si hay uno en este lugar, es probable que haya más en esta época del año. Las hembras comienzan a agruparse en pequeños rebaños. Todavía no es época de celo, pero los machos están pensando en ello. El sabe muy bien dónde están." Señaló con la cabeza en la dirección por donde se había escabullido el venado. "Lo seguiremos."

Ella reprimió una sonrisa recordando algunas de las opiniones no censuradas de su madre sobre los hombres y la función de la testosterona. Él lo notó y le dirigió una mirada medio arrepentida de diversión sabiendo en lo que estaba pensando, y la razón por lo que lo hizo le enterneció el corazón.

"Sí, tu madre tiene razón sobre los hombres," dijo, encogiéndose de hombros. "Recuérdalo, a nighean," añadió más seriamente. Él se giró levantando el rostro hacia la brisa. "Están contra el viento en relación a nosotros, no los alcanzaremos a menos que subamos más arriba y bajemos, alcanzándolos por el otro lado."

Ella asintió, y revisó su arma. Llevaba la escopeta familiar mientras que su padre llevaba su rifle bueno. No dispararía contra ninguna pieza pequeña mientras que hubiera la posibilidad de asustar a los ciervos que andaban cerca. Había amado salir de caza con él anteriormente, y pensó que ese día no volvería a ocurrir nunca más.

Era una subida escarpada y ella acabó resoplando, con el sudor empezando a aflorar tras sus orejas a pesar del fresco día. Su padre escaló como siempre como una cabra montesa, sin la mínima apariencia de esfuerzo, pero- para su disgusto- el notó su esfuerzo y le hizo señas para que se parara a un lado en una pequeña llanura. 

"No tenemos prisa, a nighean," dijo sonriendo. "Hay agua aquí." Él la alcanzó dubitativo y tocó su mejilla sonrojada, retirando su mano rápidamente.

"Lo siento, muchacha," y sonrió. "Todavía no me acostumbro a la idea de que eres real."

"Sé lo que quieres decir," dijo ella suavemente, tragó saliva y le tocó la cara, cálida y recién afeitada, con los ojos rasgados de un azul tan profundo como los suyos.

"Och," dijo por lo bajo, y suavemente la atrajo a sus brazos. Ella le abrazó fuertemente y se quedaron así, sin hablar, escuchando el grito de los cuervos que volaban en círculo sobre sus cabezas y el goteo del agua sobre las rocas.


8 comentarios:

  1. Que hermoso adelanto...me emociono jeje q lindo leer nuevamente sobre Bree y Jamie juntos de nuevo.
    Lo q no entendí es xq pensó q ese día no volvería a ocurrir nunca más? No quiero pensar algo malo jaja
    Gracias x la traducción, excelente blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando Bree volvió al futuro pensó que jamás volvería a ver a Jamie, a eso se refiere :D

      Eliminar
    2. Que bonito, realmente conmovedor ese abrazo final.

      Eliminar
    3. Ahhh claro, entonces es un adelanto de los primeros momentos del regreso de Brianna, Roger y los niños, pensé q se refería a otra cosa, ya me estaba imaginando algo feo o triste jaja...gracias x la aclaración. Saludos desde Argentina

      Eliminar
  2. Bello, me emociona saber que están juntos nuevamwnte y tan cariñosos. Lo he leído muchas veces. Gracias por la traducción.

    ResponderEliminar
  3. Cada trozo que leo me emociona siempre, los visualizo en mi mente con tanta claridad que parece real...Gracias Patricia por tu aportación al grupo..sois todas increíbles...

    ResponderEliminar
  4. No se pero será que Diana mata a claire en este libro me parece que Briana habla de ella en pasado más el nombre del libro y su afán por torturar a Jaime en todos los libros

    ResponderEliminar
  5. Me encanta, estoy ansiosa por el libro 9, pero ya veo que hay que esperar hasta el año próximo. Pero los adelantos nos mantienen alegres

    ResponderEliminar