17 de noviembre de 2015

Diana Gabaldon, en el set de filmación de Outlander.

17 de Noviembre 2015


Vía: Diana Gabaldon

Fue un largo y frío día de filmación en la locación de exteriores -partí a las 6:45AM y regresé a las 8PM, habiendo pasado la jornada completa de pie/caminando en el frío (y la lluvia, que comenzó alrededor del mediodía). Muchas personas, a lo largo del día, me hicieron notar que uno no puede realmente ver la lluvia en fotografías, ni particularmente en las grabaciones; la única manera en la que notas que llueve, es porque el cabello de los actores se aplasta y comienza a gotear. Esto indica cuán fuerte estaba lloviendo, porque en realidad sí puedes verlo en la fotografía. 


Como sugiere la escritura en la puerta del camión, hoy se filmaron las escenas con dobles de riesgo -realmente impresionantes, acompañadas al grito de "¡Ten cuidado con tu cabeza!" (que tenía que ver con la cámara que pendía de un cable y filmaba la secuencia, que pasó zumbando a través de los árboles a la altura de la cabeza, y no con la escena de riesgo en sí).


Y como sigue siendo un set de filmación, a pesar de estar situado completamente a la intemperie, fue "decorado". El equipo hizo pequeñas modificaciones cosméticas al bosque (con la autorización de los propietarios del bosque) reacomodando los arbustos y las hojas. 

Mis felicitaciones a la gente que provee los almuerzos -ellos nos abastecen de "toasties"  que son una especie de paninis o sándwiches tostados, rellenos con una gran variedad de cosas, desde jamón y queso, hasta pollo "coronation" (pollo desmenuzado, mezclado con especias y mayonesa) y bebidas calientes a todo el equipo de filmación y actores. Bebí 5 tazas de chocolate caliente, a las que atribuyo mi supervivencia...

Y de hecho, también escribí algo del libro 9, mientras me recuperaba en mi trailer luego del almuerzo tardío (El Almuerzo Tardío Oficial significa que paramos para almorzar cuando se va la luz -a las 3:30PM- en lugar de hacerlo a las 12 del mediodía -de ahí que necesitemos de los intermitentes sándwiches tostados-, no es un adelanto oficial, sino un pequeño trozo que he comenzado:

"Rachel despertó de golpe, completamente alerta pero sin la menor idea de qué fue lo que la hizo despertar. Se movió, girando la cabeza para ver si Ian estaba despierto. Lo estaba; y él apretó su mano sobre la boca de Rachel, y ella se quedó inmóvil. Estaba oscuro en la cabaña, pero el fuego apostado emanaba luz suficiente para ver su rostro, sus ojos oscuros en advertencia."  




14 de Noviembre 2015

 Vía Diana Gabaldon en Facebook:

«El primer día de filmación en sí misma (lo que llaman fotografía principal) fue el jueves -y fue en exteriores, un día laaargo, frío, ventoso y lluvioso. Muy divertido


Como dijo Sam Heughan en su tuit:
"Todos hemos sido eclipsados por un burro llamado Archie.
Y Sleepy me orinó. ‪#‎Drama‬"


El caballo Sleepy en realidad no orinó sobre Sam, sino que Sam parece haber estado en el radio de "salpicaduras".


Fue una combinación de rodaje de día y de noche -la "noche", para cuestiones fotográficas, comienza oficialmente a las 3:30PM- y el ciclón Abigail llegó a Escocia mientras hacíamos esto. Estábamos de pie en un bosque, observando una escena iluminada por una fogata a través de un arroyo, con láminas de agua cayendo por entre los arboles -increíblemente hermoso. (Todas las fogatas son portátiles y a gas, de manera de poder controlar la altura del fuego, en caso de que se pregunten por qué la lluvia no apagó las fogatas.)


Por suerte ayer (viernes) estuvimos dentro, en el estudio, porque la tormenta Abigail aún continuaba, dejando lluvia y granizo en su camino. Hoy no ha llovido...todavía.»







12 de Noviembre 2015

 
Vía Diana Gabaldon en Facebook


«¡Hoy comenzamos a rodar el nuevo bloque de la serie de televisión de ‪#‎Outlander‬! Me pasaron a buscar mucho antes del amanecer, y rodamos en exteriores, en una locación que ofrecía lodo congelado, fuertes vientos y -después del crepúsculo- una lluvia torrencial en el bosque. Por suerte he traído ropa acorde al clima; al final de la jornada, tenía puestas mis resistentes botas impermeables, medias de alpaca (regalo de un hombre bondadoso, ¡gracias Jayme!) calzas de lana, jeans, pantalones impermeables, camiseta térmica, pullover para esquiar de lana, chaqueta de esquí impermeable, un cuello de lana hermoso tejido para mí por otra adorable fan (desafortunadamente me he olvidado el nombre, pero el cuello ES fantástico; lo uso con uno de los extremos sobre mi cabeza) y guantes de gamuza con lana por dentro, y sobre ellos un par de mitones tejidos para mí por mi buena amiga Elva Stoelers. Y aún así, estaba tremendamente frío, pero al menos me mantuve seca, excepto por mis dedos, ya que los guantes se mojaron rápidamente. 


¡Pasé un rato fabuloso! Llegué a casa 14 horas después de levantarme, y me acosté apenas logré quitarme toda la ropa que llevaba encima. Por suerte había programado la alarma, por lo que me desperté dos horas después para cenar y volver a la cama (mañana me pasan a buscar a las 6:35AM, ¡una hora más tarde que ayer!).»




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada