27 de enero de 2018

#DailyLine (ADELANTO) Libro 9: Luz azul. [SPOILERS]

Fuente/Source: Diana Gabaldon
 
 
 
#LibroNueve #DefinitivamenteNOestaTerminado #TalVezAFinDeAño #TalVezNo #EnAlgunMomento #LesAvisare 


"¿Alguna vez lo has visto con tus propios ojos, a nighean?" Preguntó Jamie, una vez que terminé. "Una luz azul, ¿como dijo él?"
 
Me atravesó un pequeño y profundo escalofrío, que nada tenía que ver con el aire frío. Aparté la vista hacia un pasado enterrado. O al menos uno que había tratado de enterrar.
 
"Yo ... bien, sí," dije, y tragué saliva. "Pero en ese momento pensé que estaba alucinando, y es muy posible que así haya sido. Estoy casi segura de que en ese momento me estaba muriendo, y la muerte inminente perfectamente puede alterar las percepciones de uno."
 
"Sí, así es," dijo a secas. "Pero eso no quiere decir que lo que uno ve cuando se encuentra en ese estado no sea cierto." Miró detenidamente mi rostro, considerando.
 
"No necesitas decírmelo," dijo por lo bajo, y me tocó el hombro. "No hay necesidad de volver a revivir una vez más ciertas cosas, si no vuelven por sí mismas."
 
"No," dije, tal vez demasiado rápido. Aclaré mi garganta, mientras tomaba firme control de mi mente y mi memoria. 
 
"Es sólo que tenía una gran infección, y ... y el maestro Raymond..." No tenía la mirada posada en Jamie, pero sentí como levantaba de repente la cabeza ante la mención del nombre. "Él vino, y me sanó. No tengo idea de cómo lo hizo, y yo no estaba concientemente pensando en nada. Pero vi..." Me froté el antebrazo, viendo la luz una vez más. "Era azul, el hueso dentro de mi brazo. No un azul vivo, no como ese..." Hice un gesto hacia la montaña, donde el cielo del atardecer sobre las nubes había adquirido el color de los delphiniums. "Un azul muy suave, débil. Pero sí 'brillaba', aunque no es la palabra correcta. Estaba...vivo."
 
Y así había sido. Y había sentido cómo el azul se extendía hacia afuera de mis huesos, como si me lavara. Y había sentido cómo estallaban los microbios en mi cuerpo, muriendo como las estrellas.
 
El recuerdo de esa sensación hizo que se me erizara el vello en los brazos y el cuello, y me llenó de una rara sensación de bienestar, como cuando se revuelve miel tibia.
 
Un grito salvaje desde el bosque cortó el hechizo, y Jamie se volteó, sonriendo.
 
"Oh, allí está el pequeño Oggy. Suena como un puma cazando."
 
"O tal vez como una sirena de emergencia, dependiendo del marco de referencia." Me puse de pie mientras me quitaba la hierba de la falda. "Creo que es el niño más ruidoso que jamás he oido."
 
Como si el grito hubiera sido una señal, escuché los aullidos provenientes del hueco de abajo, y una pandilla de niños salió de entre los arboles que estaban junto al arroyo, seguidos por Bree y Roger que caminaban despacio, con las cabezas inclinadas hacia el otro, ensimismados en lo que parecía una conversación placentera.
 
"Voy a necesitar una casa más grande," dijo Jamie meditabundo.

6 comentarios:

  1. ¡Ay! ¡cuánto me gustó! ¡qué nostalgia!

    ResponderEliminar
  2. Se me ponen los ojos grandes, cada vez que sale un trocito de oro en letras, de este libro. Al final será para 2019¡¡. Cuanta paciencia hay que tener, señor¡¡ Ahg Dhiah¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo ya soy mayor y me da miedo no llegar a leerlo!

      Eliminar
  3. Tierno! Conmovedor! Simple y a la vez tan hermoso!!!! Amo a estos personajes!!!

    ResponderEliminar
  4. Que lindo😊 siempre juntos compartiendo sus recuerdos

    ResponderEliminar
  5. Que bellos, y que ansiedad a la espera de su publicación

    ResponderEliminar