23 de marzo de 2018

Entrevista a Sam Heughan para Los Angeles Times Entertainment

Fuente/Source: LA Times Entertainment


LA Times: Hoy nos toca entrevistar a Sam Heughan, quién interpreta a Jamie Fraser en la serie de televisión Outlander. Gracias por acompañarnos.

Sam Heughan: Muchas gracias por la invitación.

LA Times: Quiero comenzar la entrevista comentando que muchos de los televidentes estaban un poco...no sé si "enfadados" es la palabra...de que tu y Caitriona no estuvieran juntos en esta entrevista. Quiero asegurarles que nada anda mal, simplemente una cuestión de horarios.

Sam Heughan: Ahora que estamos rodando la T4, ya no nos hablamos (risas). Tenemos trailers separados, sets distintos, y luego nos digitalizan juntos en la serie (más risas). Así es la fama...

LA Times: ¿Qué fue lo que ocurrió?

Sam Heughan: Se estaba poniendo terrible, se comía todos mis "snacks", y tomó mi manta. No, seguimos juntos, trabajamos juntos. Las cosas van muy bien, es sólo que ella está muy ocupada.

LA Times: Al igual que tu...

Sam Heughan: Así es.

LA Times: La T3 comenzó con Jamie y Claire separados por 200 años. Jamie la envió al futuro, con un niño en el vientre, mientras que él decide morir junto a sus hombres en el campo de batalla. Cuéntanos cómo es eso de aceptar la derrota...Fue como si estuvieras listo para abandonarlo todo...

Sam Heughan: Obviamente envía a Claire y a su hijo por nacer al futuro para que estén a salvo. Él sabe lo que ocurrirá en esta batalla, sabe que los escoceses serán borrados del mapa. Cuando conversamos sobre esta escena con el director, en realidad no hay un sentimiento de gran tristeza. Jamie tiene el control de su destino: Sabe que su hijo y esposa están a salvo, y va directamente al suicido. Y en el campo de batalla ve a su enemigo, Black Jack Randall, y para él es una especie de vuelta que completa el círculo. Aprovecha la oportunidad de que Jack muera al mismo tiempo que él, y en realidad Jamie termina vivo luego de la batalla. Ha sobrevivido. Y a partir de ese momento, Jamie lucha muchísimo por encontrar una razón para seguir viviendo. Ya no quiere ser Jamie Fraser. La pérdida de su esposa e hijo realmente lo afecta. Debe atravesar un largo proceso para aceptar esto y volver a tener ganas de vivir. 

LA Times: ¿Cómo fue rodar esa batalla? Hay un momento en el que Tobías extiende su mano hacia Jamie. ¿Eso estaba en el guión?

Sam Heughan: Fue un momento muy especial, y si escuchan con muchísima atención, yo creo que él dice "Claire". Queríamos que fuera este tipo de abrazo extraño. No es porque sientan cariño por el otro, sino porque de alguna manera extraña y complicada, ellos se complementan. Ciertamente hubo una conexión extraña entre ellos. Y luego de la muerte de Jack, comienza una nueva etapa para Jamie. Es triste tener que decir adiós a los personajes...Mientras Jamie está allí tirado en el campo de batalla...Es muy difícil despedirse de Rupert... Hubo mucha tristeza, todos la sentimos. Fue un honor poder retratar esa batalla para la televisión. 

LA Times: ¿Cuáles son los desafíos de rodar algo de esa envergadura? Hay cientos de extras, mucha coreografía...recordar el guión...las expresiones de tu rostro...

Sam Heughan: El guión estuvo maravillosamente escrito. La batalla fue algo impresionante, nos tiraban una especie de bombas, las cosas estallaban al lado nuestro, fue bastante aterrador...Queríamos que fuera algo caótico. Luego, cuando Jamie va hacia la muerte, y parece como si se saliera de su propio cuerpo, y comienza a ver cosas en el campo de batalla, recuerdos de Claire, y en un momento en realidad la ve, y luego llega la nieve...Sentí que allí estaba al borde de la muerte, y Rupert finalmente lo salva. Fue una buena transición. Pero luego comienza la lucha, porque él realmente no deseaba sobrevivir. Esto le demanda varios episodios, que abarcan varios años.

LA Times: Pasaste la mayor parte del tiempo de ese episodio tirado de espaldas. ¿Te gustó el cambio de ritmo antes de que las cosas se volvieran caóticas?

Sam Heughan: Sí. Tenía que mantener mi cuerpo casi inmóvil, podía sentir como todo se calmaba, mis manos estaban heladas, estás allí durante horas. Es algo difícil de lograr, porque a pesar de estar herido de muerte, no debes dejar que eso gane, Jamie debe estar al tanto de lo que ocurre a su alrededor, debe sentir la pérdida de Rupert y compañía, y la de Claire, todo esto sin representar solamente el dolor físico, sino los demás componentes. Y luego lo regresan a la vida y lo llevan a Lallybroch.

LA Times: En los primeros 5 episodios de la T3 vemos cómo Jamie y Claire llevaron sus vidas separados durante 20 años. Cuéntanos sobre el camino que Jamie recorre en esas dos décadas. ¿Modelaste eso en base a algo?

Sam Heughan: Básicamente fueron las diferentes etapas de la tristeza. Él experimenta ira, tristeza, y eventualmente llega a la aceptación. Cada episodio fue muy fuerte, y él es una persona diferente en cada uno de ellos, de hecho, en cada episodio también asume un nombre distinto. En el EP2 vive prácticamente de manera salvaje. Está completamente cerrado a sus emociones, casi no puede hablar. Es la carcaza de un hombre. Y luego encuentra una razón para vivir: se sacrifica por su familia. Pero aún vive de los recuerdos de Claire, de los fantasmas, y cuando va a prisión, de alguna manera se siente feliz de estar allí. Se envía a sí mismo a prisión a vivir sus días con el recuerdo de Claire, incluso se embarca en la tarea de buscarla cuando escapa, creyendo que puede seguir viva. Ese es el momento decisivo, y otro es cuando conocemos a John Grey. Y Jamie comienza a darse cuenta de que tal vez haya algo más por lo que valga la pena vivir. 

LA Times: ¿Cómo fue interpretar a ese Jamie "salvaje"?

Sam Heughan: El Gorropardo. Mucho vello facial. Fue uno de los episodios más difíciles, porque él se encuentra en una especie de pena catatónica. Hay un punto en el que Jamie se siente responsable por cada una de sus acciones. Cuando regresa a Lallybroch y escucha a un bebé llorar...él se siente respondable...Por todo. Él ha traído estos problemas a Lallybroch, los casacas rojas, es responsable por la desventura de los escoceses, no pudo proteger a sus hombres... Es muy triste. Cuando finalmente encuentra un momento de confort con una mujer local que lo busca, es muy triste...ya que ambos buscan contacto humano. 

LA Times: ¿Qué dijeron los fans con respecto a estos "momentos de confort"?

Sam Heughan: Pensé que los fans dirían "¡Oh, Dios mío! ¿Qué haces?" Pero creo que si estás siguiendo la historia, te das cuenta que Jamie está completamente solo, y en realidad, está tratando de traer a Claire frente a sus ojos, por eso los cierra frente a Mary, y en la prisión de Ardsmuir habla mucho con ella. Ella está allí, presente en sus recuerdos, por eso él se contenta con sobrevivir en este estado "a medias". 

LA Times: En la T3 también vemos a Jamie en su rol de padre. Obviamente él no puede estar presente para ver a Brianna crecer, pero ahora tiene a su hijo William, y más adelante en la temporada vemos que es el padrastro de otras niñas. ¿Cómo encaraste esa parte?

Sam Heughan: Es un lado de Jamie que vemos mucho en la T3, y también lo veremos en la T4. Él siempre quiso representar la figura de un padre, como así también la de terrateniente, y nunca tuvo la chance. Lo afecta mucho, y también recordemos que perdió a Faith. Y con William no puede darse el lujo, ya que es una paternidad secreta por ser hijo ilegítimo, por lo que debe ser un padre a la distancia. Es algo que él anhela. Esas escenas fueron fantásticas. Finalmente encuentra un poco de paz y felicidad, a pesar de ser un sirviente, y un jacobita, algo por lo que podrían volverlo a encarcelar. Finalmente tiene un poco de alegría al cuidar a su hijo. 

LA Times: ¿Aligeró un poco el humor en el set esta parte?

Sam Heughan: Sí, sentí que podía volver a respirar. El episodio en Helwater se sintió como la llegada de la primavera. Y luego él debe marcharse y dejar a Willie; sin embargo, Willie está siempre a su corazón. Tal vez veamos al pequeño más adelante...

LA Times: Una fan pregunta ¿qué fue lo más gracioso que ocurrió en el set durante el rodaje?

Sam Heughan: Es una pregunta difícil. Y honestamente, ocurren cosas graciosas pero jamás somos capaces de recordarlas. Generalmente es Caitriona. Dos días atrás estábamos rodando y (sin dar muchos detalles) había una escena con un actor que ambos adoramos, y ella se da vuelta y comienza a reírse, mientras la cámara está filmando. Lo hace todo el tiempo. 

LA Times: Otra fan pregunta ¿quién es tu personaje favorito de Outlander, además de Jamie y Claire?

Sam Heughan: Tengo varios... Debo decir que en este preciso instante es David Berry (Lord John Grey), es un actor increíble y el personaje es muy interesante. Ojalá tengamos suerte y logren hacer la serie (de libros) de Lord John en la tv, y de esa manera yo tendría otro trabajo (risas). Trabajar con David es maravilloso, y la relación de Jamie y Lord John es muy interesante. Hay una gran amistad y un gran lazo, es una relación que está siempre en movimiento. 

LA Times: En la T3 pasaron 20 años, cuéntanos un poco cómo fueron las sesiones de maquillaje para lograr reflejar el paso del tiempo

Sam Heughan: Hay mucho. Estoy en la silla de maquillaje por una hora, tal vez hora y media. Es muy sutil, y debemos hacerlo de manera gradual, y no exagerada, porque si logramos que la serie ruede más temporadas, seremos aún más grandes... Hay mucho maquillaje en los ojos, las líneas alrededor de ellos (que por supuesto no tengo, risas), unas pequeñas prótesis para levantar las cejas, un poco de canas en el pelo.

LA Times: ¿Esto afectó la manera en que interpretas al personaje? Hasta tienes un pequeño par de gafas...

Sam Heughan: Jamie está perdiendo un poco la vista... no puede ver de cerca... Pero sí, creo que su energía está de cierta manera con un cable a tierra, es menos explosivo. Definitivamente ha crecido, aunque, ya saben, él sigue siendo Jamie Fraser... 

LA Times: En la T3 los fans esperaron ansiosos el momento en que Claire y Jamie volvieran a estar juntos. Obviamente hay un momento íntimo, ¿cómo fue rodar esa escena en el burdel? Es una habitación pequeña, ¿cuántas personas había allí dentro?

Sam Heughan: Sí, es una habitación muy pequeña, y es extremadamente calurosa. Probablemente había al menos 15 personas allí dentro. Queríamos retratar la alegría que sentían de volverse a ver, y luego cómo la realidad les muestra que ya no son las mismas personas del pasado, y es por eso que agregamos esos momentos "incómodos". Son dos adultos que han crecido sin el otro a su lado, y además hay muchas cosas en juego.

LA Times: Has perfeccionado la "mirada de anhelo" hacia Claire. ¿En qué piensas en esos momentos? ¡Es tan buena!

Sam Heughan: Pare ser honesto, sólo estoy esperando que ella deje de hablar (risas). Claire constantemente quita el aliento a Jamie...Creo que de alguna manera él ve su muerte en ella... es algo que da miedo en ella... 

LA Times: Una fan pregunta si prefieres levantarte temprano o acostarte tarde...

Sam Heughan: Levantarme temprano

LA Times: Otra fan pregunta ¿en qué te pareces a Jamie?

Sam Heughan: Probablemente soy igual de cabeza dura, y también soy escocés (risas). Creo que Jamie es más inteligente que yo... 

LA Times: ¿Hubo momentos del libro que no se incluyeron en la T3 pero que te ayudaron con el personaje?

Sam Heughan: Siempre hay mucho material en los libros que me ayuda, y Diana Gabaldon también. Conversamos mucho de manera privada, ella contesta mis dudas, y también me critica (risas) ciertas escenas... Ya sabes, ella ve cada segundo de rodaje, y a veces te olvidas que la cámara está encendida antes y después de cada toma... Y a veces hacemos tonterías y ella se encarga de comentarlas, de manera dura... Y tu dices "¡Oh, Dios, lo escuchó! Ella lo sabe todo". (Risas). Diana es maravillosa. 

LA Times: Escuché en algún lado que ella ha escrito una escena en la que Jamie viaja en el tiempo, que sólo tu has visto... 

Sam Heughan: No puedo asegurar que él haya viajado en el tiempo, pero lo que sí puedo decir es que es Jamie el hombre con kilt que Frank ve mirando hacia la ventana de Claire en el EP1 de la T1. Diana me lo ha mostrado a mi, a Maril, y tal vez a alguien más...es el último capítulo del último libro... O tal vez no... (Risas).

LA Times: En uno de los episodios de la T3 vemos a Jamie en su imprenta. ¿Tuviste que aprender cómo hacerlo?

Sam Heughan: Sí, y fue fantástico. Jamie finalmente se ha establecido, ha reconstruído su vida bajo el nombre de Alexander Malcolm, un imprentero y además se dedica a un poco de contrabando por debajo de la mesa... Fue maravilloso recrear su vida, en un set asombroso. También fue maravilloso dilucidar cómo sería la rutina diaria de Jamie, ir a trabajar, estar en la imprenta, preparar las máquinas. Una persona me instruyó en cómo usar la imprenta. Es interesante ver en quién se ha convertido Jamie ahora. Es un poco de todos los personajes que ha sido a lo largo de esos 20 años, aún sigue siendo Jamie Fraser, pero tiene varias facetas en acción. Ahora tiene una vida, vive en un burdel, también hay una relación con una mujer... Lo que hace que el momento en que Claire llega a su vida sea aún más grande. Ella, una vez más, pone su vida patas para arriba. 

LA Times: En el final de la T3, los vemos llegar a las costas de las colonias americanas. ¿Qué nos puedes contar de la T4? Son una especie de inmigrantes, pioneros...

Sam Heughan: Al final de la T3 llegan a las costas de Georgia. Y aquí deben lidiar con lo que serán los comienzos de Estados Unidos. Es interesante notar que es un país construído por inmigrantes, muchas culturas fundidas en una, y cómo cada cultura se incorpora a otra. Hay muchas similitudes entre los escoceses y los nativos americanos, tienen una historia similar, en el sentido de que han sido desplazados por los británicos, siempre los británicos. Es muy interesante ver estas interacciones. Fue muy interesante leer y saber que hubo muchos escoceses en Carolina del Norte. Y Jamie se dedicará en la T4 a construír un país mejor para su hija Brianna en el futuro. 

LA Times: ¿Tienes algún talento con la música? ¿Qué te parecería un musical de Outlander?

Sam Heughan: Creo que hace algunos años estuvo la idea de hacer un musical (1). A Caitriona y a mi nos gusta cantar en el set. Yo solía tocar la trompeta y el trombón.

LA Times: Muchas gracias por ser el primero de nuestros entrevistados para esta temporada. No estuvo tan mal, ¿verdad?

Sam Heughan: No, estuvo muy bien. 

(1) Aquí pueden escuchar Outlander: The Musical

7 comentarios:

  1. Gracias Gise, interesante entrevista ♥

    ResponderEliminar
  2. Buenísima gracias por la traducción...

    ResponderEliminar
  3. Muy buena¡.La música preciosa.

    ResponderEliminar
  4. Oh, Sam....te admiro y adoro! Y a Uds. también por traducir sus entrevistas!

    ResponderEliminar
  5. ...Sí, éste es nuestro chico: talentoso, profesional, camaleónico y sabedor de que tiene en sus manos un personaje que es querido por miles. En alguna parte leí que a DG la había sorprendido la forma en que SamH se "transformaba" en Jaime Fraser. Yo lo aprecié en uno de los vídeos de la primera temporada de tomas falsas y de broma: Sam y Cat en su habitación reconciliándose después de los azotes...Sam la lleva en brazos y ella enredada con las piernas en su cintura para llevarla a la cama. En toda la secuencia vemos y sentimos la pasión de Jaime y Claire, pero hay un momento en que un micrófono roza o le cae a Sam en la espalda y ¡automáticamente aparece Sam! Se aprecia como el personaje se va y el actor, nuestro Sam, surge en un instante!...¡Eso es maravilloso!

    ResponderEliminar
  6. Lo siento!, mi comentario anterior va para la nota de Sam como mejor actor....Por favor, tomar nota...Graciaz!

    ResponderEliminar
  7. Tan hermosa es esta pareja en Outlander que deberian hacer que sea real

    ResponderEliminar