6 de mayo de 2016

#DailyLine (ADELANTO) Libro 9: «Cada día. Y nunca.»

Fuente/Source: Diana Gabaldon


#DailyLines #LibroNueve #NoTodaviaNoHaSalido #DentroDePoco #MientrasTanto #FelizCumpleañosJammie!

Me quedé sentada, mirándole.

"Supuse que era una tontería," dije al fin. "Pensar que las garantías y las promesas serían suficientes. Imagino que no sabemos ni la mitad de lo que ella vio, habiendo crecido en un burdel como un....un becerro a engordar."

"¿Y uno que sabe que va a ser sacrificado?" añadió despacio. "Si."

Caímos en un tenso silencio, ambos pensando en Fanny. Después de un momento, las manos de Jamie continuaron su trabajo, lentamente, y un poco después me miró.

"¿Cuantas veces me dijiste que Jack Randall estaba muerto, Sassenach? ¿Cuántas veces me lo dije a mi mismo?" Las virutas de madera caían en pequeños y fragantes rizos alrededor de sus pies. "Algunos fantasmas no te abandonan fácilmente, y sabes perfectamente que es su hermana lo que obsesiona a la pequeña Frances."

"Supongo que tienes razón" dije con tristeza. No fue un gran estremecimiento lo que sentí ante la mención de Jane, pero una tristeza fría parecía atravesarme la piel. "¿Pero realmente no hay nada que podamos hacer para ayudarla?"

"Espero que sí," puso los trozos de madera a un lado, y se agachó para poner las virutas en una hoja de papel. "Para empezar tenemos que buscar un sacerdote, debería ofrecer una misa para el descanso del alma de su hermanda. Si puedo encontrar uno en Wilmington, lo haremos. Pero por otro lado....Hablaré con Roger Mac sobre ello," torció la boca con ironía.

"Me atrevería a decir que los Presbiterianos no creen en exorcismos o en plegarias para la muerte. Pero es un hombre práctico y conoce el corazón, puede llamarlo de cualquier otra forma, pero sabrá lo que quiero decir, y puede hablar con Frances, y rezar por ella, estoy seguro."

La idea de hacer partícipe a Roger me dio una sensación de confort, pero captó mi atención la palabra "Wilmington".

"¿Tienes la intención de llevar a Frances a Wilmington?"

"No había pensado en ello antes, pero ahora pienso que debemos hacerlo. Si tiene ese tipo de pensamientos en su cabeza, no debería dejarla sola aquí sin nosotros. (X) sabía qué era lo correcto, hacer pero hay chicos en el Cerro, chicos decentes," añadió, intentando ser imparcial. "No digo que no lo sean, pero algunos que no supieran lo que le preocupa a Frances. Y alguno de ellos......"

"¿La carne es débil? Sí, entiendo a lo que te refieres."

Lanzó las virutas de madera al fuego, donde cayeron a la vez, curvándose en el brillo y lanzando un humo limpio y dulce. Me puse de pie detrás de él, mirando como se quemaban, y puse las manos sobre sus hombros, cálidos y sólidos bajo mis dedos. Echó la cabeza hacia atrás contra mí y suspiró cerrando los ojos, relajándose con el calor. Yo incliné la cabeza y le besé el remolino de su coronilla.

"Mmphm," dijo y alzó una mano para tomar la mía. "Sabes que también sucede lo contrario."

"¿El qué?"

"La testarudez de una mente que no lo dejará pasar." Apretó mi mano y me miró. "Cuando estuvimos separados, ¿cuántas veces te dijiste a ti misma que estaba muerto, Sassenach?" dijo suavemente "¿Cuántas veces intentaste olvidarme?"

Me quedé inmóvil, con mi mano alrededor de la suya hasta que pude hablar.

"Cada día," susurré. "Y nunca."



1 comentario:

  1. Excelente página y contenido. Gracias por la dedicación <3

    ResponderEliminar