7 de marzo de 2018

#DailyLine (ADELANTO) Libro 9. Despertar en tu antiguo hogar

#DailyLines #VeYDileALasAbejasQuePartí #LibroNuevoe #NoEstá #OsContaréCuandoEstéTerminado #EnHonorALos30AñosQueLlevoEnEsto #RogerSeDespiertaEnUnNuevoYAntiguoLugar



Copyright 2018 Diana Gabaldon

Fuente/Source: Diana Gabaldon

El 6 de Marzo de 1988, empecé a escribir un libro para practicar. Se convirtió en Outlander, y ahora ¡vean donde estamos......! Por lo tanto en honor a la ocasión (cof, cof)  aquí está (lo que creo que será) la primera escena de Roger del libro Nueve......

El puro agotamiento hizo dormir a Roger como un tronco, a pesar del hecho de que la cama de los MacKenzies consistía en dos viejas colchas que Amy Higgins había sacado apresuradamente de su bolsa de labor, y habían extendido sobre la ropa sucia de una semana de los Higgins y la ropa exterior de los Mackenzie. Sin embargo, la cama estaba tibia, con el calor del fuego encendido en un lado, y el calor corporal de dos niños y de una esposa acurrucada en el otro, y se durmió como un hombre que caía en un pozo, con tiempo solo para una corta pero profunda oración de gratitud.

Llegamos. Gracias.

Se despertó en la oscuridad y el olor de madera quedada y orinal recién usado le produjo un repentino frío a su espalda. Había estado tumbado con la espalda hacia el fuego, pero se había dado la vuelta durante la noche, y ahora veía el plomizo resplandor de las últimas ascuas a unos metros de distancia, tenues venas carmesí entre el carbón y las cenizas. Puso una mano detrás de él, Brianna se había ido. Había un pequeño montón que debía de ser Jem y Mandy al otro lado de la colcha y el resto de la cabaña estaba todavía somnolienta, con el aire denso impregando en la respiración de gente que duerme.

"¿Bree?" susurró, incorporándose con un codo. Estaba cerca-  una sombra sólida con el trasero contra la pared al otro lado del fuego, con un pie elevado mientras se ponía un calcetín.
Bajó el pie y se agachó a su lado acariciando su cara con los dedos.
"Voy de caza con Pa," susurró agachándose más. "Mamá cuidará de los niños, si tienes cosas que hacer hoy."

"Sí. ¿Dónde conseguiste....?" pasó una mano por un lado de su cadera, llevaba puesto una gruesa camisa de caza y unos pantalones amplios, muy parcheados; podía sentir la dureza de las costuras bajo su palma.

"Son de Pa," dijo ella y lo besó con el brillo de las brasas en su pelo. "Vuelve a dormir, queda otra hora para que amanezca."

La observó caminar con cuidado entre los cuerpos del suelo, con las botas en la mano, y una corriente de aire frío recorrió la habitación cuando abrió y cerró la puerta sin hacer ruido detrás de ella. Bobby Higgins dijo algo entre sueños, y uno de los pequeños se sentó y dijo "¿qué?" con una voz clara y sorprendida y luego se volvió a tumbar en su colcha y se durmió de nuevo.

El aire fresco se desvaneció entre el confortable aire viciado y la cabaña se durmió, Roger no. Se tumbó de espaldas sintiéndose en paz, relajado, excitado e inquieto en partes iguales.
Realmente lo habían hecho.
Todos ellos. Continuó contándolos compulsivamente. Los cuatro. Aquí, y seguros.
Fragmentos de recuerdos y sensaciones se abrieron paso en su mente; les dejó fluir sin intentar capturarlos o captar más de una imagen aquí y allá: la sensación de la pequeña barra de oro entre sus sudorosas manos, la sacudida de su estómago cuando se había caído y se había deslizado por la superficie inclinada. El cálido vapor del porridge con whisky, que daba fuerza en la fría mañana escocesa. Brianna bajando con cuidado un tramo de escalera con un pie, el vendado elevado y las palabras "My Dame Hath a Lame, Tame Crane" (1) acudían a su cabeza irresistiblemente. El olor del pelo de Buck, ácido y sucio, mientras se abrazaban al borde de un muelle y una despedida final. Frío, días interminables y noches en el abrazo tambaleante del Contance en su camino a Charles Town, los cuatro acurrucados en un rincón, ensordecidos por el golpe del agua contra el casco, demasiado mareados para tener hambre, demasiado cansados para tener miedo siquiera, hipnotizados por el agua que subía en la bodega, viendo cada centímetro que subía salpicándolos con cada sacudida, intentando compartir su calor corporal para mantener vivos a los niños....

Soltó el aliento que no se había dado cuenta que estaba aguantando, puso sus manos a cada lado del sólido suelo de madera, cerró los ojos y dejó que todo se fuera.

Sin mirar atrás. Habían tomado una decisión y los había llevado allí. Al santuario.

¿Y ahora qué?

Habían vivido en esta cabaña una vez, durante un largo tiempo. Ahora se suponía que construiría una nueva; Jamie le había dicho la noche anterior que la tierra que le había dado todavía era suya, y estaba registrada a su nombre.

Una pequeña llama de anticipación floreció en su corazón. Tenía el día por delante, ¿qué debería hacer primero?

"!Papi!" le susurró al oído una voz somnolienta "!Papi, tengo que ir al baño!"

Se sentó sonriendo, echando atrás todas las capas de ropa y camisas. Mandy saltaba de un pie a otro inquieta, un pequeño pájaro negro, sólido entre las sombras.

"Sí, cariño," le susurró y tomó su mano, caliente y pegajosa. "Te llevaré al baño. Procura no pisar a nadie."

Y muchas gracias a Sue Gunston por esta preciosa foto de una abeja

(1) Trabalengua popular

9 comentarios:

  1. Ooh¡ que bonito ya están todos juntos otra vez. Este libro sera grandioso, como los anteriores. Gracias¡

    ResponderEliminar
  2. Síii, es un poquito más largo! Me quita un poco la ansiedad jejejejeje es increíble cómo en tan pocas lineas me sumerjo de nuevo en la historia...

    ResponderEliminar
  3. Quiero tener ese libri en mis manos .
    Espero qie sea pronto.
    La publicacion en español

    ResponderEliminar
  4. Espero este libro con muchas ganas muy bueno

    ResponderEliminar
  5. Espero este libro con muchas ganas y espero pronto en español

    ResponderEliminar
  6. Por Dios!cuando se publica el libro !!!!!

    ResponderEliminar
  7. Cada vez me gusta mas. Estoy impaciente por el libro

    ResponderEliminar
  8. Ojalá apenas salga a la venta en inglés empiecen la traducción y no demore la salida del libro en español!!! me lo compraré igual en inglés apenas salga!!! demasiada ansiedad.

    ResponderEliminar
  9. Estoy muy ansiosa y emocionada al leer estas bellas lineas, casi lloro!!!

    ResponderEliminar